Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Política

¿La voz del pueblo o de los partidos?

PANAMÁ. La propuesta de la bancada de gobierno de modificar el proceso de revocatoria de mandato, hoy en manos de los partidos políticos...

PANAMÁ. La propuesta de la bancada de gobierno de modificar el proceso de revocatoria de mandato, hoy en manos de los partidos políticos, devuelve a escena una discusión que lleva años sin resolverse.

El debate sobre quién debe ostentar el poder para anular a un político de un cargo que obtuvo mediante votación popular vuelve a enfrentar a los partidos políticos, en medio una pugna entre Cambio Democrático (CD) y el Partido Revolucionario Democrático (PRD) por la migración de varias autoridades electas del opositor partido de Omar Torrijos a las filas del gobierno.

Panamá es el único país en la región donde no es necesario que en una decisión como ésta incluya la participación del electorado.

En América existe la revocatoria de mandato, pero bajo el dominio del poder popular po. Países como Chile, Ecuador, Colombia y Venezuela plantean que la revocatoria de mandato en manos de los electores da poder al reclamo de los ciudadanos y por ende fortalece la democracia.

Un ejemplo claro se dio en 2003 en los Estados Unidos. El gobernador de California, Gray Davis fue revocado de su cargo luego que el pueblo decidiera a través de un referéndum quitarle el mandato.

Sólo el PRD ha aplicado ese recurso y es quien ha prometido pelear con uñas y dientes porque no les sea arrebatada esa facultad.

EL CASO MARIO MILLER

En nuestro país la revocatoria fue propuesta por el Partido Demócrata Cristiano en las reformas constitucionales de 1983, pero el PRD la estrenó en 1994.

Mario Miller, entonces legislador del PRD, fue acusado de extorsión, y encarcelado. El presidente Ernesto Pérez Balladares, y secretario general del PRD para esa época le quitó la curul a Miller y lo expulsó del partido.

Pasarían casi diez años, cuando el PRD volvería a utilizar esa arma. Carlos “Titi” Alvarado (q.e.p.d.), diputado del PRD fue duramente criticado por su partido cuando en el período en el año 2000 fue postulado como presidente de la Asamblea por la ex presidenta Mireya Moscoso. Pocos meses después se iniciaría otro proceso de revocatoria de mandato contra Carlos “Tito” Afú y Tomás Gabriel Duque por no seguir la línea del partido y votar a favor de la ratificación de los magistrados Alberto Caigarruista y Winston Spadafora. Antes que prosperara el proceso disciplinario abierto contra los tres legisladores. Acercamientos con la dirigencia del partido, dejarían sin efecto las amenazas de anular sus cargos.

Actualmente el PRD solicitó al Tribunal Electoral (TE) el inicio de un proceso de revocatoria de mandato contra 29 representantes de corregimiento que se cambiaron al partido de Ricardo Martinelli.