Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Política

CD y panameñismo piensan en grande

PANAMÁ. Desde que se cerró el telón de las elecciones del 3 de mayo de 2009, los partidos políticos, mejor ponderados del proceso electo...

PANAMÁ. Desde que se cerró el telón de las elecciones del 3 de mayo de 2009, los partidos políticos, mejor ponderados del proceso electoral pasado empezaron un nuevo recorrido tras la conquista de nuevos adherentes.

Los partidos Panameñista y Cambio Democrático tienen un objetivo común, aumentar a 300 mil su membresía y así llegar al 2014 con una base electoral fuerte, una alianza vigente y sin tropiezos como sucedió con el Partido Revolucionario Democrático. ¿Lograrán su cometido?

Cambio Democrático, el partido del presidente Ricardo Martinelli fue el primero en dar el primer paso hacia la conformación de un megapartido. El colectivo político se encuentra en medio de conversaciones para fusionarse con los partidos Unión Patriótica y Molirena, con quienes llegaría a la meta de 325 mil adherentes, una vez haya absorbido a los patrióticos y a los gallos.

Pero, mientras finiquitan los detalles de esa fusión, el partido de los ‘locos’ emplea otras estrategias para captar nuevos adeptos. Y no le ha ido nada mal. En un año CD ha pasado de 126 mil inscritos, a más de 205 mil 880. Muy cerca del partido Panameñista (244 mil 12) para el mes de abril de 2010.

Pero el movimiento más estratégico del oficialismo se dio en la Asamblea Nacional con la modificación de la revocatoria de mandato de los partidos políticos, y abriendo la puerta para que autoridades electas dieran el salto hacia el CD.

CON LA MIRA EN EL 2014

Los movimientos migratorios de un partido a otro también activaron los sensores de los panameñistas. En las últimas semanas se han llevado a cabo una serie de inscripciones masivas para fortalecer el partido.

No obstante, a diferencia de los ‘locos’ que aumentaron su membresía, el descontento de las bases del panameñismo por la falta de espacios políticos en el gobierno, ha provocado que unos 2 mil adeptos abandonen sus filas.

Sin embargo, como declaró el diputado chiricano Miguel Fanovich, el partido busca mantener su beligerancia y fortalecer su estructura como el segundo partido político más grande del país.

Será fácil engrosar estos partidos, tomando en cuenta que el último padrón electoral refleja 2 millones 211 mil 261 de ciudadanos electoralmente activos.

Para el politólogo Harry Brown el ideal no es difícil de alcanzar, tomando en cuenta que ya el Partido Revolucionario Democrático, logró en el quinquenio pasado sobrepasar el medio millón de adherentes.

Lo importante, señala Brown, es que las personas que se están inscribiendo saber sobre qué bases están entrando al colectivo político, sobre todo si existen un compromiso de acorde con la ideología del partido. Explica que si al final se trata solo de engrosar los partidos, al final será solo un cuerpo grande, grasoso, sin nada de músculos. ¿CD y el panameñismo estarán anuentes a esta situación?

Mientras resuelven esta interrogante, la dirigencia de ambos partidos continúa con sus inscripciones masivas. ¿Quién llegará primero a la meta?