Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Política

Un contragolpe a la reelección

PANAMÁ. Quienes fomentan desde hace varios meses un cambio que permita la reelección de las autoridades universitarias sufrieron un ines...

PANAMÁ. Quienes fomentan desde hace varios meses un cambio que permita la reelección de las autoridades universitarias sufrieron un inesperado revés al no conseguir la simpatía del sector estudiantil.

¿Cómo sucedió esto, si se supone que el rector García de Paredes tenía el control de los principales grupos políticos estudiantiles en el campus central y los centros regionales?

Buscar la respuesta es fácil. Son más los independientes y opuestos a darle una patente perpetua a las actuales autoridades... al menos, así lo es en el sector estudiantil.

A pesar de no haber logrado que el voto ponderado favoreciera sus aspiraciones, los partidarios del No jugarán ahora su carta más fuerte, y lo harán en la Asamblea Nacional.

CAMBIO POR CAMBIO

¿Y cuál sería la jugada? Si la intención de los afines a la reelección es llevar el proyecto ‘lo antes posible’ al Órgano Legislativo, entonces la fórmula tendría un doble efecto.

Para propiciar la reelección directa e indefinida de las actuales autoridades universitarias, hay que cambiar la letra del artículo 34 de la Ley Orgánica de la alta casa de estudios superiores. Se trata de un documento que tendrá que ser presentado por un diputado, de gobierno o de oposición, porque el rector no tiene facultades legales para tomar esta iniciativa.

Así, el proyecto llegará a una comisión (posiblemente la de Educación), donde se realizará el primer debate. Es aquí donde la estrategia del No a la reelección se articula.

‘Si la reelección directa es lo que quieren, nosotros propondremos un cambio adicional, la eliminación del voto ponderado’, apuntó el profesor Eduardo Flores, uno de los más fieros adversarios del cambio.

Para esto, tendrían que presentarse modificaciones a los artículos 64 y 65, correspondientes al Régimen Electoral Universitario.

El primero establece que las autoridades universitarias serán elegidas mediante ‘votación directa, ponderada, secreta, libre y universal’; el otro establece un valor del 60% al sufragio del personal académico, 30% para el de los estudiantes regulares y un 10% para el personal administrativo.

‘Propondremos que la votación sea directa y universal, eliminando la ponderación. Con esto, un voto tendrá el mismo valor, sea docente, administrativo o estudiante’, aseguró Flores. De esta manera, los partidarios del No a la reelección se disponen a jugar sus cartas en la propia Asamblea Nacional.

El proyecto será presentado cuando inicien las sesiones ordinarias del Palacio Justo Arosemena.