Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Política

‘José Abel Almengor lo controla todo’: Zulay

PANAMÁ. La jueza suplente Zulay Rodríguez esta en el medio de una tormenta. La acusan de haber actuado en forma irregular al otorgar una...

PANAMÁ. La jueza suplente Zulay Rodríguez esta en el medio de una tormenta. La acusan de haber actuado en forma irregular al otorgar una fianza a un sujeto acusado de narcotráfico.

Ella se ha defendido con serios señalamientos al magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), José Abel Almengor de quien dice trafica influencia.

La todavía jueza suplente Rodríguez, aseguró a La Estrella en exclusiva, que el caso que se le sigue a ella por delitos contra la administración pública y el orden económico obedece al tráfico de influencia y abuso de poder de Almengor, quien antes de llegar al cargo fue asesor del presidente de la República en materia de seguridad y previamente fiscal de drogas del Ministerio Público.

LA CAUSA

Rodríguez dijo a La Estrella, que todo se inicio cuando interpuso una demanda por el cobro de honorarios profesionales, contra el Grupo Bannorth, empresa dedicada a la operación de servicios financieros y bancarios y cuyo presidente es el empresario Lidio Albino Rancharan.

Cuenta la jueza suplente Rodríguez, que el nuevo abogado de la empresa Bannorth, Italo Antinori, ‘insistió entre amenazas subliminales e intimidaciones, que si no quitaba dicho secuestro y mi demanda por el cobro de honorarios profesionales, no solo iba a destruirme, sino haría que me sacarán como jueza suplente, y que me metieran presa, ya que contaba con el apoyo de su amigo el magistrado José Abel Almengor’.

Pasado unos días narra Rodríguez que comenzó a recibir varias llamadas de colegas, quienes le informaron que desde la presidencia de la CSJ, se habían reunido con un señor, el cual había informado que la jueza suplente estaba siendo arrestada por la oficina de Administración de Control de Drogas (DEA) y que había sido llevada a los Estados Unidos, ‘mi cliente Lidio Rancharan, siempre me manifestó que era informante de la DEA’ recuerda la jueza suplente.

En las declaraciones que Rodríguez, entregó a La Estrella, esta la copia de una carta donde su esposo Álvaro Testa, le solicita al presidente de la CSJ, Aníbal Salas, una cita para que los atendiera a ambos a fin de que le explicará lo que estaba sucediendo ‘pero hasta este momento el magistrado Salas no nos ha dado respuesta de esta solicitud’. Ni tampoco respuesta a la solicitud enviada el pasado 15 de junio, donde pedían copia de la lista de visitas, que había realizado Rancharán a los magistrados Almengor y Alejandro Moncada Luna.

ALMENGOR CONTROLA TODO

La jueza suplente Rodríguez, concluyó diciendo que Antinori le ha señalado que será el próximo magistrado de la Sala Quinta, la cual ya fue presentada ante la Asamblea Nacional y será apoyada por el presidente de la República, con la ayuda del magistrado Almengor. Según las declaraciones de Rodríguez, Antinori le señaló que el magistrado Salas obedece ciegamente al magistrado Almengor, porque busca la reelección como presidente del Órgano Judicial. ‘José Abel lo controla, y, constantemente cuando Italo quiere amedrentar a las personas les dice que él es el consejero y amigo de Almengor, a quien le planea las estrategias de cómo desprestigiar a los abogados, jueces y magistrados’

Agregó Rodríguez, que Antinori, le ha señalado que el magistrado Almengor es el que domina y manda no solo en el Órgano Judicial, sino también en el Ministerio Público, ‘con fichas claves que el mismo ha colocado allí’.

NO ESTA SUSPENDIDA

El pasado 1 de julio se conoció la noticia sobre la existencia de una orden de conducción contra de la jueza suplente Zulay Rodríguez, por la posible comisión de ciertas irregularidades en la ejecución de sus funciones.

Hasta el día domingo la jueza suplente dijo a La Estrella, desconocer si estaba suspendida o no, porque no ha sido notificada.

Rodríguez, criticó que no se le haya abierto una investigación; que no se le haya dado traslado, que no se le haya permitido aportar pruebas y hacer sus alegatos, antes de tomar una decisión final.