Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Política

Guillermo Ferrufino y el ‘affaire de los cuchillos’

PANAMÁ. ‘Por supuesto que me gustaría ser presidente. Sería un sueño hecho realidad’. Estas fueron las palabras textuales de Guillermo F...

PANAMÁ. ‘Por supuesto que me gustaría ser presidente. Sería un sueño hecho realidad’. Estas fueron las palabras textuales de Guillermo Ferrufino a La Estrella, dos meses antes de ganar las elecciones generales de mayo de 2009.

En aquella entrevista, Ferrufino incluso aseguró haber conversado sobre el particular con el entonces candidato presidencial Ricardo Martinelli, a quien llama su amigo. ‘Lo hemos hablado como amigos, como hombres’, explicó.

Luego de transcurrido el primer año de gobierno, Ferrufino es el ministro con la popularidad más alta en el Gabinete de Martinelli, un primer lugar que ha sabido mantener durante los últimos doce meses.

Pero un escándalo por supuestas irregularidades en una contratación de 18 mil dólares amenaza con ensombrecer su camino hacia el solio presidencial.

QUÉ TAL SI TE DIGO...

Sin duda alguna, Guillermo Ferrufino se encuentra entre las figuras con mayor potencial para la candidatura presidencial de Cambio Democrático en 2014. De hecho, el propio Ricardo Martinelli llegó a considerarlo como su vicepresidente en la pasada contienda electoral, y se dice que ha iniciado una carrera universitaria como parte de su preparación para llegar al Palacio de las Garzas.

Pero, un paso en falso podría dar al traste con el futuro político que se ha venido forjando el también diputado del circuito 8-5 (La Chorrera).

La estrategia empleada por el titular del MIDES para defenderse de las acusaciones de un ex funcionario de la entidad no fueron las mejores, políticamente hablando. Esto, según algunos analistas políticos debido a su inexperiencia política.

ERROR DE CÁLCULO

Renato Pereira explica que Ferrufino ha cometido muchos errores al tratar de culpar a sus subalternos en lugar de investigar en primera instancia si hubo o no irregularidades en la compra. ‘Implicar a otro da a entender que busca limpiar su culpabilidad’, dijo Pereira, quien sostiene que el escándalo de corrupción que fue plantado en el Ministerio de Desarrollo Social podría significar un bajón en su popularidad. ‘Lo más probable es que en las encuestas tenga una caída libre en su nivel de aceptación’.

Y no solo eso, Pereira incluso asegura que las declaraciones de Ferrufino, donde atribuyó el hecho a su elevada popularidad, e incluso habló de molestias en algunas personas por su 85.5% de aceptación. ‘Otro error fue suponer que los ataques contra su persona respondían a fuego amigo, en clara referencia a los que compiten con él en la marcación de las encuestas’.

El investigador de mercado Jaime Porcel comparte esta opinión. Asegura que una denuncia por supuestos actos de corrupción en la institución que él regenta pone un signo de interrogación entre quienes, antes, evaluaron bien su gestión.

Porcel no descarta que se trate de ‘fuego amigo’, como lo denunció el abogado de Ferrufino, Alejandro Pérez. ‘Un 85% de popularidad demanda mucho celo, sobre todo porque él está lanzando su imagen, lo hace bien y remonta alturas en las encuestas que ni el propio presidente ha logrado’, explica.

Para Porcel, uno de los principales y más fuerte contendores de Ferrufino es el vicepresidente Juan Carlos Varela, ungido por Martinelli como el próximo candidato presidencial de la alianza de gobierno.

‘Ellos ya tuvieron sus primeros roces, cuando el mismo Varela le pidió a Ferrufino más claridad y celeridad en el pago del programa social 100 a los 70’, puntualizó.

Fuego amigo o fuego enemigo, el fantasma de la corrupción ya llegó al MIDES. ¿Saldrá ileso el ministro más popular del gobierno? La trama apenas empieza.