Temas Especiales

28 de May de 2020

Política

El retorno de la política del ‘dedo’ a los partidos

PANAMÁ. En política no hay sorpresas sino sorprendidos. En medio de las fricciones que han surgido entre miembros de la alianza de gobie...

PANAMÁ. En política no hay sorpresas sino sorprendidos. En medio de las fricciones que han surgido entre miembros de la alianza de gobierno, la dirigencia de este colectivo político continúa maquinando las nuevas reformas a los estatutos rumbo a lo que ellos consideran ‘una moderna renovación panameñista’.

Dentro del borrador se incluye la posibilidad de que sólo se convoque a elecciones primarias obligatorias a los candidatos que aspiren a la Presidencia de la República, mientras que para el resto de los cargos (alcaldes, diputados y representantes) sea opcional.

El tema es preocupante entre quienes aseguran que la propuesta no es más que el retorno de la política del ‘dedo’ al panameñismo.

Sin embargo, para el vicepresidente y diputado del partido Panameñista, Alcibiades Vásquez, no hay nada de qué alarmarse.

‘El proyecto forma parte de un borrador, y surgió porque la experiencia nos ha demostrado que las primarias generan mucha confrontación y excesivos gastos de dinero’, precisó el político.

Vásquez negó que existan intereses ocultos detrás de esta iniciativa, ya que lo único que se busca es ahorrar tiempo y dinero.

Según dijo, la iniciativa surgió luego de haber consultado sobre el tema a varios organismos internacionales, lo que les permitió llegar a la conclusión de que el desarrollo de primarias en algunos cargos no fortalece los partidos.

Vásquez aseguró que en el caso de las críticas que surgieron cuando Mireya Moscoso nombró a José Miguel Alemán como candidato presidencial, fueron puras especulaciones porque en aquel entonces la Asamblea Nacional aprobó que las primarias fueran opcionales.

Respecto a cuáles mecanismos se utilizarían en reemplazo de las primarias a quienes aspiren a diputado, alcalde y representante, indicó que estos se definirán en consenso cuando la mayoría de convencionales apruebe la normativa.

El diputado sostuvo que esta nueva disposición no le resta democracia al partido.

Muy por el contrario, contribuirá a agilizar los procesos electorales a lo interno de ese colectivo político.

Pero contrario a lo expuesto por el diputado, hay panameñistas que han mostrado un rotundo rechazo a esta disposición.

Alejandro Pérez, por ejemplo, sostiene que esta iniciativa no es más que ‘una maniobra tendiente a retrotraer el partido a épocas en las que imperaba la política de a dedo’.

Pérez, quien aspira a la secretaría general de ese partido, está convencido de que en enero la mayoría de los convencionales rechazarán esa propuesta antidemocrática. ‘Lo único que persiguen es perpetuarse y sacar a diputados como lo hicieron con Adolfo ‘Beby’ Valderrama que siendo el que menos votos recibió en la papeleta, hoy es diputado gracias a que le regalaron una ‘r’ de residuo’, recalcó Pérez.

BALANCE, LA CLAVE

Para el politólogo del PNUD Harry Brown, de llegar a eliminarse las primarias, en el partido Panameñista se tendría que hacer una reingeniería electoral y buscar balances democráticos mediante mecanismos indirectos, como lo son convenciones nacionales o asambleas circuitales que permitirán escoger a los candidatos.

¿NUEVA ESTRATEGIA?

Para algunos diputados, la idea de los panameñistas tiene un aroma de perpetuidad legislativa, una estrategia electoral que, según informaciones, nació en medio de acuerdos preestablecidos en la alianza de gobierno, para mantener las candidaturas directas, y que favorecería a los tránsfugas.

Actualmente, los diputados oficialistas mantienen el control de la Asamblea Nacional. De los 71 diputados que representan el hemiciclo parlamentario, al Partido Panameñista pertenecen 21 diputados más 25 que integran la bancada de Cambio Democrático.

El panameñismo tenía la mayoría de diputados en la Asamblea, pero la aplanadora del CD ha logrado en los últimos meses sumar a sus filas a diputados de oposición.

Informaciones a lo interno de la alianza señalan que uno de los acuerdos para el cambio de tolda de los perredistas Rony Araúz, José Lozada, Rubén Frías y Gabriel Méndez, y el alcalde de San Miguelito, Héctor Carrasquilla, y demás autoridades electas que han renunciado al colectivo opositor, fue la garantía de una futura candidatura, sin pasar por elecciones primarias.