23 de Feb de 2020

Política

La política vista a través de las redes sociales

PANAMÁ. Desde los tiempos de la antigua Grecia, lugar donde surgieron las primeras manifestaciones formales que dieron lugar a la partic...

PANAMÁ. Desde los tiempos de la antigua Grecia, lugar donde surgieron las primeras manifestaciones formales que dieron lugar a la participación ciudadana, entre ellas la democracia, comunicarse con la masa para elevar el mensaje político ha sido la obsesión de los que aspiran al poder. Todavía se recuerda en Panamá los multitudinarios cierres de campaña en la Plaza 5 de Mayo, donde los caudillos del patio trataban de impresionar al electorado mostrando su capacidad de convocatoria y de paso enviaban sus mensajes pidiendo el voto a través de emotivos discursos sobre una tarima.

Mucho tiempo ha transcurrido desde entonces, pero el deseo de lograr comunicarse con la masa se hace imperativo y son muchas las estrategias empleadas para transmitir los mensajes políticos. Cuando la distancia y las vías de comunicación impedían el tránsito, surgieron los medios de comunicación masivos como el periódico, la radio y la televisión, mismos que en su momento revolucionaron las formas y moldearon la opinión pública, de tal manera, que para influir sobre ella, había que adaptarse a estos formatos e integrarse para encajar en la programación.

La habilidad de los políticos fue tal, que en poco tiempo lograron descifrar los complejos esquemas que imponían los medios de comunicación y como recompensa tuvieron entrada a una dimensión de comunicación nunca antes imaginada, en la que penetraban a través de mensajes directos y subliminales, la conciencia política de las personas por miles, y en algunos casos por millones. Esta plataforma se constituyó por años en la puerta de entrada por la que los candidatos a puestos de elección popular y las estructuras políticas diseminaban sus ideas y propuestas. Los políticos tendrán en adelante la difícil tarea y en muy poco tiempo, de aprender un nuevo esquema de comunicación que trae incorporado su propio lenguaje y manual de estilo.

Aunque comunicarse es una de las funciones innatas del ser humano, en la práctica su desarrollo y aplicación suele ser una tarea compleja para millones de personas. Entre más amplia es la audiencia, mayor es la dificultad del proceso. El concepto visual y auditivo que ofrecen los medios de comunicación tradicionales, con sus respectivas connotaciones a través de las cuales la audiencia asume e interpreta, en base a su marco conceptual cada mensaje, será visto en el futuro cercano como tarea sencilla, y no compleja, como es vista hoy por los estrategas políticos y publicistas en Panamá.

INTERNET CAMBIA LA FORMA DE HACER POLÍTICA

La evolución del internet tomó por sorpresa a la industria política nacional, que basó su atención e implementó la herramienta bajo los mismos esquemas utilizados en prensa, radio y televisión, asumiendo como válida la retransmisión de productos diseñados para grandes audiencias sin distingo ni personalización.

Las facilidades y oportunidades que ofrecen a los políticos las redes sociales son infinitas, pero vistas desde la perspectiva de montar discursos, fotos, videos, propaganda o noticia en un sitio web, terminan siendo elementos insuficientes y poco persuasivos. Lo dinámico, interactivo, fluido y personalizado de las redes sociales, requiere producir esquemas y operaciones completamente distintos al método tradicional. Las operaciones mecánicas ejecutadas a través de un web master terminan siendo objeto de la indiferencia o del ataque por parte de un adversario mejor preparado en comunicaciones online.

Tanto Martín Torrijos como Ricardo Martinelli contaron en sus respectivas campañas presidenciales con algunos elementos y herramientas en la red; sin embargo, aunque ambos llegaron a ser presidentes, ninguno de los dos puede atribuir un peso específico o valor exacto de este medio en sus campañas.

REDES SOCIALES, NUEVAS HERRAMIENTAS PARA POLÍTICOS

A pesar de que en Panamá algunos políticos influyentes poseen cuentas en Facebook y Twitter, la utilización de estas herramientas de comunicación por parte de ellos se limita a la comunicación de escuetos mensajes elaborados en forma de metáfora y muy poca información. Tal vez la mejor referencia por parte de un político en el uso efectivo de las redes sociales recae en el presidente norteamericano Barack Obama, quien con millones de seguidores en Facebook y Twitter durante la campaña presidencial realizó importantes anuncios, como por ejemplo el de la designación de su candidato a vicepresidente en primicia.

La utilización de las herramientas online, incluidas las redes sociales, producen importantes efectos sobre la audiencia cuando los mensajes son elaborados con rigurosa cientificidad y son enmarcados en estrategias integrales basadas en estudios y mediciones del mercado electoral, incluyendo sus necesidades e intereses. Despachar mensajes relevantes y de interés general desde un ordenador, para una gran audiencia a través de una red social, que personaliza, que es interactiva y que da lugar a la selectividad en un espacio público, y que a la misma vez es individual, no es recomendable administrarse desde una perspectiva exclusivamente política. Los criterios políticos en las redes sociales deben enmarcarse siempre en elementos subliminales sobre temas de interés general.

La conectividad terminó siendo solo un debate estéril, ya que hoy día a través de la telefonía móvil, el acceso a internet —y en consecuencia a las redes sociales— se transformó en un elemento del diario vivir para muchos panameños. Tomando en cuenta que solo en Panamá la cantidad de líneas activas de celulares supera con creces el número de habitantes, y que el segmento de smartphones o teléfonos inteligentes, que poseen especificaciones para la transferencia de datos y navegación a internet, es el de mayor crecimiento en el país, no es de extrañar que muchos políticos tengan en mente incursionar de lleno en el uso de aplicaciones y herramientas de comunicación online, teniendo la certeza de que la falta de una computadora y conexión a internet en los hogares y puestos de trabajo, no será, en la mayoría de los casos, impedimento para que miles de electores panameños, incluyendo una nueva generación afín a las redes sociales, accedan a mensajes políticos por esta vía.

Son muchos los políticos que consideran que todavía el electorado panameño no está preparado en este sentido, como para tener que implementar una operación relevante de comunicación online dentro de una campaña, obviando que el internet de hoy es portátil, masivo, económico y cabe en un bolsillo. Tan sencillo como tener un celular.