20 de Ago de 2022

Política

Secretos de familia

PANAMÁ. La historia de la denuncia por la supuesta venta de un fallo de casación que debía decidir cómo sería repartida la herencia del ...

PANAMÁ. La historia de la denuncia por la supuesta venta de un fallo de casación que debía decidir cómo sería repartida la herencia del empresario y político chiricano Alberto Sittón, que mantiene divididos a sus hijos, ha dado un nuevo giro.

Ahora la trama se centra en la venta de una finca, incluida dentro de la herencia, que acabó en manos de la empresa Game Over Corporation, S.A., cuyos socios mantienen vínculos con dos figuras ligadas al escándalo de corrupción que se destapó en el Ministerio Público (MP) en diciembre de 2010.

El terreno está ubicado en el centro de la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí, y fue inscrito en el Registro Público con el número 5469. La finca, que forma parte de los bienes que pertenecían al patriarca de los Sittón, fue vendida —según explicó uno de sus nietos, que lleva su mismo nombre, Alberto Sittón— a la empresa Game Over Corporation, S.A., luego de haber pasado por las manos de Alonso Castillo, quien la adquirió de parte de Ricardo Sittón (tío de Alberto), por 35 mil dólares, un valor muy inferior a su precio en el mercado.

QUIÉN ES GAME OVER CORPORATION, S.A.

Sin embargo y aún con la disputa legal por los bienes de Sittón vigente, la finca fue traspasada en junio de 2010 a Game Over Corporation, S.A., empresa que tiene como agente residente a Ángel Fernando Castillo Díaz, hijo de la fiscal Segunda Superior de Chiriquí, Nedelka Díaz.

Pero eso no es todo, en la directiva de dicha empresa figuran, como presidente, Juan Pablo Serna, esposo de la ex jefa de Recursos Humanos del MP, Eva Lorentz; y como tesorero, Helbert Franco Rosario, primo de Lorentz.

La compañía fue creada el 14 de mayo de 2010 y la finca fue inscrita en el Registro Público, como parte de la sociedad, el 21 de junio de ese mismo año. Un mes después de la creación de la sociedad.

NUEVAMENTE EVA LORENTZ Y NEDELKA DÍAZ

Este no sería el primer escándalo en el que Díaz y Lorentz están mencionadas. Ambas estuvieron inmersas en el mayor lío de corrupción en el MP y que terminó con la salida del entonces procurador Giuseppe Bonissi.

Lorentz y Díaz fueron designadas como jefa de Recursos Humanos (Lorentz) y secretaria General de la institución (Nedelka).

Todo iba bien hasta diciembre de 2010, cuando se descubrió un escándalo de corrupción en el que ambas fueron involucradas en un supuesto cobro de dinero a cambio de la liberación de cuatro personas sospechosas de tráfico internacional de drogas, lavado de dinero y tenencia de armas y municiones.

El caso inició con el hallazgo por parte de la Fiscalía de Herrera y Los Santos de una avioneta con rastros de droga.

En aquel entonces Milagros Valdés, hoy ex fiscal de Drogas de Herrera y Los Santos, declaró que el abogado Alcibiades Ballesteros gestionó en el Departamento de Recursos Humanos del MP —dirigido por Lorentz— su nombramiento y posterior ascenso como fiscal, con la condición de que liberara a sus clientes —los cuatro detenidos—.

Cuando se hicieron los señalamientos en su contra, ambas se encontraban fuera del país: Lorentz atendiendo compromisos de la institución en Austria, Viena, mientras que Díaz visitando a su hijo, que estaba cursando estudios en Europa.

Lorentz no volvió a formar parte del MP y tuvo que pagar una fianza de excarcelación, mientras que Díaz fue reintegrada a sus funciones en la Fiscalía Segunda Superior de Chiriquí.