Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Política

El polémico caso Cemis está de vuelta al congelador

PANAMÁ. Un obstáculo que retrasará la definición del caso CEMIS. Después que se conoció la vista fiscal del caso que preparó el magistra...

PANAMÁ. Un obstáculo que retrasará la definición del caso CEMIS. Después que se conoció la vista fiscal del caso que preparó el magistrado Abel Zamorano, ayer se informó que el expresidente Martín Torrijos renunció al Parlamento Centroamericano. No tiene inmunidad y, por ende, el caso podría pasar a un tribunal ordinario, pues como un ciudadano común sin inmunidad no debe ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia.

La pregunta ahora es cuánto tiempo se necesita para enviar un e-mail y pedir al Parlacen que confirme si Torrijos es o no miembro de ese organismo regional, pues la Corte decidió tomarse todo el tiempo para confirmar la condición del exmandatario.

LA CORTE SE PRONUNCIA

Ayer mediante una nota de prensa, los magistrados anunciaron la decisión de suspender la consideración del expediente que contiene el sumario instruido contra Carlos Afú y Torrijos por el delito contra la Administración Pública.

La decisión se informó después que conocieron de una publicación divulgada en el diario Crítica.

Torrijos envió la carta de renuncia al organismo regional con sede en Guatemala el 16 de julio. Fue remitida al presidente del Parlacen, Manuel De Jesús Pichardo.

Carlos Carrillo, defensor del expresidente Torrijos, lo confirmó: ‘La información publicada es cierta, ahora se está a la espera de que el Parlacen se pronuncie en sus próximas reuniones sobre esta renuncia’, dijo el abogado.

LA RENUNCIA AL PARLACEN

Sobre la dimisión de Torrijos, el diputado panameño y expresidente del Parlacen, Dorindo Cortez, explicó a La Estrella que el Artículo 24 del Reglamento Interno de este organismo regional dispone que: ‘cuando por causa justificada un diputado renunciare a su cargo lo hará por escrito a la Junta Directiva. Su renuncia deberá ser aceptada por la Asamblea Plenaria y comunicada a la autoridad nacional competente (que en estos casos sería el Tribunal Electoral)’.

Esto quiere decir que la aceptación en el Parlacen de la renuncia de Martín Torrijos no se hará en cuestión de días. ‘Hay que tomar en cuenta que durante este mes, el Parlacen está en receso’, amplió Cortez.

DILATACIÓN DEL PROCESO

Será a finales de agosto cuando los diputados del Parlacen, reunidos en Asamblea Plenaria, tomarán en consideración la carta de renuncia de Torrijos.

Sin embargo, fuentes judiciales aseguran que la decisión del pleno no es más que una excusa para dilatar el proceso, ya que al parecer no todos los magistrados están alineados. Es decir, no cuentan con la mayoría absoluta para dictaminar el enjuiciamiento al exmandatario Torrijos.

JURISTAS OPINAN

La decisión de la Corte Suprema fue recibida con extrañeza por reconocidos juristas locales.

Rogelio Cruz, exprocurador de la Nación, opinó que la decisión de suspender la discusión por una publicación en un medio ‘no es usual’, pues los magistrados no pueden basar sus decisiones sobre lo que se publique en un medio de comunicación. Primero debe haber una constancia para que luego se tome una decisión declinatoria, explicó el exprocurador Cruz.

E smeralda de Troitiño, exmagistrada de la Corte, cuestiona la forma como se ha llevado este caso desde su génesis: ‘no se estaban realizando en estricto derecho’, expresó.

El también exmagistrado de la Corte Edgardo Molino Mola coincide con sus colegas: los magistrados debían esperar recibir una certificación que notificara sobre la renuncia de Martín Torrijos.

Reconoció que, de ser cierta la renuncia de Torrijos, la Corte pierde competencia. De hecho es así. Para el abogado Carlos Carrillo, defensa de Torrijos, el panorama es bastante claro: ahora el caso de su cliente saldrá de la Corte y será remitido al Juzgado Cuarto. Aún así —recalca el jurista Carrillo —la situación del expresidente, al igual que la del resto de los imputados, no afecta el juzgamiento del diputado Carlos Afú.