Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Política

Martinelli desde 2010 desacierta por opinar en conflictos internacionales

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha enojado a mil 300 millones de chinos al tomar parte y apoyar a Japón en una disputa terr...

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha enojado a mil 300 millones de chinos al tomar parte y apoyar a Japón en una disputa territorial con China.

"Panamá apoya a Japón en la disputa con China por las islas Diaoyu", dijo Martinelli en una conferencia en Japón el lunes 22 de octubre ante la mirada del mundo. Era parte de su gira oficial a Asia para atraer inversiones. Senkaku es para Japón.

Aunque el gobierno de Martinelli demoró en aceptar las cartas credenciales del embajador de la República de China (Taiwán) en Panamá, Diego Chou, el diplomático no dudó en pedir una aclaración al mandatario.

‘No creo que esto afecte las relaciones comerciales entre Panamá y Taiwán, pero sí puedo decir que 1,300 millones de chinos están molestos por estas declaraciones y lo lamentamos mucho’.

Taiwán pidió a Panamá que "respete" la larga relación bilateral y se mantenga "neutral" en el litigio.

Igualmente, la República Popular China, su nombre oficial, advirtió este martes 23 de octubre a Panamá de que "no intervenga bajo ningún concepto" en la disputa que Pekín mantiene con Tokio por el archipiélago de las Diaoyu.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, pidió a Panamá en rueda de prensa que no “menoscabe” los intereses chinos.

En septiembre pasado hubo envío de patrulleras chinas tras Tokio anunciar que compraría tres islotes. La situación es compleja, las islas en disputa, perdidas por China en una guerra en 1895 y recuperadas tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, en 1945, son también reclamadas de soberanía taiwanesa al ser parte del mismo archipiélago.

No es primera vez No es la primera vez que el gobernante de Panamá, un empresario que desde julio de 2009 dirige el país centroamericano, tomar parte de un conflicto internacional.

En marzo de 2010, Martinelli dio unas declaraciones sobre Jerusalén: Israel es el "guardián" de la ciudad santa.

Concluía una visita de 5 días a Israel, como en Japón, y dijo esas palabras en un discurso en la ceremonia de bienvenida que le ofreció su colega israelí, Simón Peres.

La Autoridad Nacional Palestina "condena" que el presidente panameño atribuyera a Israel la custodia de una ciudad que también los palestinos reclaman como capital de su futuro estado.

El dirigente palestino Nabil Shaath denunció que Martinelli haya visitado lugares santos en territorio ocupado acompañado por funcionarios israelíes, porque de esa forma desafía al derecho internacional.

El gobierno de Martinelli apoyó a Costa Rica y no a Nicaragua en el conflicto fronterizo que tienen ambos países por el río San Juan.

Cuando en Panamá habían festividades patrias, el 4 de noviembre de 2010, Día de la Bandera, Martinelli fue claro: "no podemos permitir que ningún país irrumpa en los asuntos de otro, con fuerzas militares utilizando a terceras personas con el apoyo solapado del Estado".

Su solicitud era que el Ejército de Nicaragua saliera de suelo costarricense, tendiéndole la mano a la mandataria tica, Laura Chinchilla y distanciándose de Daniel Ortega, gobernante pinolero. Diputados y ciudadanos nicaragüenses le asestaron duras críticas a Martinelli.

El 30 de mayo de 2012, Panamá anunció que rompió temporalmente relaciones diplomáticas con Siria y la acusó de violar los derechos humanos, tras la masacre de Hula.

Panamá se había pronunciado el lunes 28 de mayo de 2012 sobre la situación política en Siria, un país del Oriente Medio, y condenó "en los más duros términos el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza adelantado por agentes estatales sirios”.

Habló del euro en Alemania Aunque no es una injerencia en conflictos internacionales, en una reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, Martinelli señaló que buscará mecanismos para que el euro circule en Panamá junto con el dólar.

"Panamá es un país donde la moneda de libre circulación es el dólar norteamericano. Estamos buscando mecanismos para que también el euro sea una moneda de circulación legal, que exista una aceptación del euro", agregó el pasado 15 de octubre de visita oficial en Alemania.

El presidente de Panamá está de gira ahora en Vietnam.