Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Política

Se calienta la olla entre los gallos

PANAMÁ. Las pugnas internas se ciernen nuevamente sobre el partido del ‘gallo colorado’. Esta vez los cañones de la dirigencia del Molir...

PANAMÁ. Las pugnas internas se ciernen nuevamente sobre el partido del ‘gallo colorado’. Esta vez los cañones de la dirigencia del Molirena apuntan hacia ‘los insurrectos’ —aquellos que de alguna manera no siguen la línea del partido—.

Ya no sólo se habla de la expulsión del diputado Jorge Alberto Rosas, también de que la misma suerte correrían los miembros de Molirena Vive.

Y es que según el dirigente Arturo González Baso, las sanciones serían "a todo aquel que salga alegremente en los medios cuestionando la alianza con Cambio Democrático’.

Adelantó que ya es una decisión ‘ponerle un alto’ a quienes van en contra de la máxima dirigencia. Hizo especial énfasis en el diputado Rosas. Dice que todos los partidos cuentan con un artículo sobre la obligación de sus miembros a acatar las decisiones de su dirigencia.

LA ESPIRAL HISTÓRICA

Recordó que en el 2004 fue expulsado del Molirena el fallecido Billy Ford, precisamente por adoptar una posición distinta y aliarse al expresidente Guillermo Endara y correr juntos por el partido Solidaridad. Para aquella época —dice Baso— quienes se encargaron del proceso fueron el ahora diputado Rosas y su tío Maco Rosas. Aunque parezca irónico todo apunta a que ahora le tocará el turno al diputado y considera que su expulsión es inminente, ya se han recopilado —como pruebas— videos de sus declaraciones en diferentes medios. Lo acusa de ‘mantener una posición opositora desde adentro’. Lo retó a que "que se vaya con su padrino Juan Carlos Varela".

ROSAS RESPONDE

El caso está en manos del Fiscal del partido, José Manuel Torres y se estima que tres meses podría completarse el proceso.

Rosas en un tono calmo, le responde que en su momento presentará los recursos que permita la ley. Lo que dejó claro es que piensa que no ha violado ningún precepto del partido.

Si se analiza la situación —alega Rosas— los preceptos del partido incluyen la transparencia en la administración pública y el respeto a la institucionalidad, pregunta si se está cumpliendo.

Subiendo el tono de sus palabras, les advierte que ‘ningún pavipollo, me va a expulsar del partido que ayudé a fundar’.

MOLIRENA VIVE

Lisímaco López del movimiento Molirena Vive dice que no le dan ni un pisco de temor las amenazas. Alega que no está dispuesto a irse del partido y si lo van a expulsar "tendrán que explicar muy bien el por qué’

Olimpo Sáez del mismo movimiento lamentó el rumbo por el que llevan el partido y que el presidente Sergio González Ruíz esté entregado al CD.

PRESENTARÁN DEMANDA

Las pugnas internas en el Molirena, van más allá del proceso de expulsión de los supuestos disidentes. Lisímaco López adelantó que demandará la Convención, pues no es oficial el nombramiento de las autoridades electas.

Asegura que no se cumplió con lo que dispone el estatuto del partido que claramente expresa que las autoridades electas en una convención, solo ‘tendrá fuerza de ley tras su aprobación y publicación en el Boletín Electoral del Tribunal Electoral’.

Según López el anuncio del que hace alusión el estatuto del Molirena sólo se publicó una vez, y fue en el diario La Estrella el 28 de diciembre. Sustenta que después dec esa fecha, se presentó al TE a comprar los boletines electorales del viernes 28 y sábado 29 de diciembre de 2012, respectivamente; y no se imprimieron ‘por problemas de la imprenta’ y aunque se le informó que la segunda publicación se haría en días consecutivos en un diario nacional en este caso en La Estrella tampoco se publicó por lo que "técnicamente tendrán que repetir las publicaciones’. Cuando se haga entonces se debe abrir un periodo de ocho días hábiles para alguna impugnación. Después el Tribunal Electoral dicta la resolución en la que aprobaría la Convención.

López no entiende cómo la dirigencia del Molirena pretende expulsarlo.