Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Política

FAD aspira a ser un actor en 2014

PANAMÁ. Mientras los partidos tradicionales se encuentran entretenidos en contiendas internas, poco a poco el Frente Amplio por la Democ...

PANAMÁ. Mientras los partidos tradicionales se encuentran entretenidos en contiendas internas, poco a poco el Frente Amplio por la Democracia suma más adherentes y aspira a convertirse en un nuevo partido.

Esta ‘nueva fuerza política’, como la describe el presidente de este colectivo, Fernando Cebamanos, ‘ha superado las expectativas’ desde que inició sus inscripciones en agosto de 2011.

Cebamanos detalló que hasta el fin de semana pasado habían sumado 33 mil 300 adherentes, de los 64 mil que necesitan para que el Tribunal Electoral (TE) los certifique como un partido político. Esto quiere decir que aún le falta recoger 30 mil 700 firmas, una cifra que la dirigencia aspira superar.

ROMPIENDO LA BARRERA MEDIÁTICA

En esa línea, ayer Saúl Méndez aseguró en el noticiero Estrella que el éxito alcanzado en las jornadas de inscripción demuestra claramente que ‘el pueblo está cansado de los partidos tradicionales’.

Tan solo el pasado fin de semana lograron recabar unas dos mil firmas y de esta forma rompieron ‘con esa barrera mediática de que no pueden haber más fuerzas políticas’, precisó Méndez. El desafío y el mensaje —dice— se unen en una sola vía: ‘romper con la partidocracia existente’, ese clientelismo político que ha envuelto a todos los partidos tradicionales.

EL RETO DEL FAD

Pero aún no es posible cantar victoria. Si bien el FAD ha alcanzado el 50% de la cifra que se necesita para convertirse en partido político, una de las principales inquietudes de la dirigencia es cuando se realice el proceso de depuración del Tribunal Electoral, momento en que podría darse un recorte de la lista de inscritos, un paso que define la validez o no del respaldo de los panameños que se anotaron en las jornadas de inscripción a lo largo del país.

EL GRAN RETO

Por ello, para evitar un recorte que pudiera impedirles competir en el 2014, el FAD se ha propuesto como meta inscribir 65 mil 800 panameños antes del cierre de los libros estacionarios.

Guillermo Márquez Amado, exmagistrado del TE, explica que cuando se entregan las firmas al TE, se comparan con las que están en el ‘positivo’ de la cédula que reposa en el TE.

El ‘positivo’ es una copia exacta de la cédula vigente que reposa en los archivos del TE y cuando la firma no es igual, inmediatamente se invalida la inscripción.

Otra de los razones que invalida una firma ocurre porque muchas personas se inscriben en una circunscripción electoral distinta de la que les corresponde.

Márquez Amado detalló que entre 1990 y 1994 al menos 11 ó 12 partidos intentaron inscribirse, pero no lo lograron. Algunos ‘salieron por la ventana de atrás’ porque no alcanzaron el número de firmas, mientras que otros dejaron de existir porque en la siguiente elección no alcanzaron el número de votos necesarios.

Sin duda pasar por el filtro del TE constituye el principal reto del FAD, apunta el analista Jaime Porcell, y aunque reconoció el esfuerzo que ha alcanzado el FAD, espera que ese mismo dinamismo lo mantengan hasta el final, y no pase como otras agrupaciones que en el pasado intentaron lo mismo sin alcanzar fruto alguno, debido a que ‘el juego político tiene características distintas al juego en la sociedad civil’.