Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Política

Marcha eclipsará XXIII Cumbre

PANAMÁ. Un manto de protestas vestirá la víspera de la XXIII Cumbre Iberoamericana. Los pronósticos apuntan a que las voces de los sect...

PANAMÁ. Un manto de protestas vestirá la víspera de la XXIII Cumbre Iberoamericana. Los pronósticos apuntan a que las voces de los sectores médicos, sindicales, indígenas, docentes y políticos aprovecharán la coyuntura internacional para expresar su rechazo a políticas del ‘Gobierno del Cambio’.

Como en los mejores años de la fenecida Cruzada Civilista Nacional, hoy las calles se vestirán de blanco en un movimiento que inició en el seno de las protestas de los gremios médicos y que amenaza con empañar la imagen del anfitrión, Panamá, que en los últimos años se ha convertido en el imán del turismo y las inversiones extranjeras.

En las entrañas del movimiento sindical, las protestas son un termómetro que mide el calor de las masas frente a las acciones del gobierno. Y la actual administración está enfilada, según Saúl Méndez, del Suntracs, en el mismo estilo: ‘provocar y luego retroceder’.

‘Las manifestaciones no son más que una expresión popular ante la ola de insatisfacciones’, expresó el líder sindical.

El rechazo a la Ley 69 promovida por el Ministerio de Salud, el Decreto 990 del Ministerio de Educación —ya derogado—, las reformas al Decreto 920 de la educación, y la apertura de los proyectos hidroeléctricos que aún mantienen en alerta a los indígenas y para rematar las protestas estudiantiles son sido el caldo de cultivo que enardece las pasiones populistas.

Pero en las esferas gubernamentales el movimiento no inquieta. La semana pasada el presidente, Ricardo Martinelli, se manifestó con dejadez en torno a la advertencia. Asegura que internacionalmente es bien conocido que el problema en el país es de carácter político; es decir, grupos gestados por la oposición para empañar su gestión de gobierno.

Ayer, el canciller Fernando Núñez Fábrega secundó las palabras de su superior, lamentando que haya sectores que ‘insistan en empañar la buena imagen del país’.

El ministro de Relaciones Exteriores cree que las miradas deben ir encaminadas ‘a lo patriótico’; es decir, a exaltar ‘los avances alcanzados por todos’.

Avances. Es la palabra clave para la dirigencia médica. Uno de los voceros de Comenenal, Fernando Castañeda, está convencido de que la Cumbre es una excelente ventana para que el mundo conozca los mecanismos que usa el gobierno para ‘imponer sus caprichos’. Tal y como ocurre con la ley de contratación de médicos extranjeros, en la que hablar de avances es una palabra que por ahora se ha convertido en una utopía.