Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Política

‘Basta ya’, clamor de las mujeres contra Martinelli

PANAMÁ. Sin duda en la actual administración gubernamental ha sucedido casi todo. Casi lo impensable.

PANAMÁ. Sin duda en la actual administración gubernamental ha sucedido casi todo. Casi lo impensable.

Primero, políticos, empresarios, ambientalistas, docentes, indígenas y hasta independientes se han unido en una sola voz para protestar frente a algunas políticas del gobierno.

Ahora le tocó el turno a las féminas. Convocadas por Eyra Ruiz, del PRD, y bautizadas con el nombre ‘Mujeres Unidas’, en el reducido Salón Bellamar del hotel El Panamá, sin abandonar sus inclinaciones políticas se unieron en una sola voz para enviar un mensaje. El receptor: el mandatario, Ricardo Martinelli, quien irónicamente a través de Twitter hace ocho días envió el siguiente mensaje a cuatro dirigentes políticas: ‘me dicen que había 4 mujeres despechadas hablando muy mal de mi. Les mando un beso para ellas’.

EL MANIFIESTO

Las mujeres calificaron el mensaje como un ‘habitual exabrupto y comportamientos incompatibles con el cargo que ostenta’. El mensaje fue directo: ‘¡Usted, señor Presidente, se ha pasado de la raya en materia de ofensas y descalificaciones e incurrido en actos que no toleraremos!’, leía en tono enérgico Esmeralda de Troitiño, exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia.

En el documento de unos nueve párrafos cuestionaron el desinterés del gobierno hacia las mujeres, concluyendo que en lo que va de la gestión gubernamental ‘se ha reflejado un gran deterioro y pérdida de importantes logros’.

Citaron como ejemplo que en lo que va del año 49 mujeres han perdido la vida por falta de respuesta oportuna del Ministerio Público, la DIJ y la Policía, a las que calificaron como ‘incapaces de hacer cumplir los mecanismos de protección contemplados en la Ley’.

Desprotegidas y humilladas por la máxima autoridad del país, la doctora Eyra Ruiz, secretaria del Frente Femenino del PRD, quien fue la organizadora de la actividad, asegura que en la lucha por la defensa de la mujer, de su dignidad, ‘nunca habrá banderas políticas y vamos a defender nuestros derechos’, precisó.

Las reclamaciones enardecieron la limitada sala. Las mujeres al unísono exclamaban: ‘¡Basta ya de esta falta de respeto! ¡Que se vaya!, ¡que se largue!, presidente! (Martinelli)’, eran algunas de las expresiones que retumbaban en el vanguardista salón. Las quejas contra el mandatario de la Nación fueron como una interminable retahíla.

Teresita Yániz de Arias, vicepresidenta del Partido Popular, dejó claro los objetivos del movimiento: ‘No se trata de una alianza’, es una iniciativa que persigue alzar su voz de protesta frente a lo que calificaron como ‘un irrespeto del Presidente’.

LA LECTURA DE UNA ESPECIALISTA

Desde una perspectiva médica, la psiquiatra Juana Herrera describió la reacción del mandatario como un ‘mecanismo de defensa maniaca, que esconde otras cosas’. Agregó que estas agresiones verbales. Este tipo de piropos inapropiados, estas descalificaciones, son una falta de respeto.

Al finalizar el acto, se pusieron a la venta las camisetas color blanco con el eslogan: ‘No busco besitos, exijo respeto’. Su precio: $5.00 Idalia Martínez, precandidata a representante y diputada de San Miguelito por la vía independiente, adelantó que mucha gente está pidiendo las camisetas. Detalló que el dinero recaudado será para beneficio de la campaña política de algunas candidatas.

En el gobierno, la decisión de un grupo de mujeres tiene otros matices. El secretario de Comunicación del Estado y vocero del gobernante Cambio Democrático, Luis Eduardo Camacho, asegura que ni el movimiento ni el reclamo de ‘Mujeres Despechadas’ es legítimo, pues si bien tienen derecho a tener ‘su posición políticat, lo malo es que lo disfrazan con otro tipo de movimiento’.