Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Política

‘Corte Suprema de Justicia extralimita sus funciones’

PANAMÁ. En la sociedad civil se yergue el pensamiento de que si la Corte Suprema de Justicia es capaz de echar abajo la suspensión del ...

PANAMÁ. En la sociedad civil se yergue el pensamiento de que si la Corte Suprema de Justicia es capaz de echar abajo la suspensión del Tribunal Electoral (TE) a una cuña considerada ‘sucia’, bien podría decretar la reelección inmediata como constitucional y abrir el camino de la permanencia al presidente Ricardo Martinelli.

Ayer, en pleno goce de las fiestas patrias, el escenario electoral iba cuesta arriba con los temores de un golpe a la institucionalidad. El 31 de octubre, Alejandro Moncada Luna y dos magistrados suplentes habrían tumbado en tiempo récord un fallo del TE contra un grupo de oficialistas, abriendo la puerta a un terreno prohibido a toda costa para el Órgano Judicial: las decisiones en materia electoral.

El exmagistrado electoral Guillermo Márquez Amado desdibujó la decisión de los magistrados de la Corte al considerar que se estarían extralimitando, aplicando un ‘adefesio jurídico’.

‘La Constitución es muy clara. Las decisiones sobre asuntos electorales sólo son recurribles ante él mismo (el Tribunal Electoral)’.

LA CRÓNICA DEL GOLPE

Quien escuche al presidente del Partido Popular (PP), Milton Henríquez, entendería que esta cadena de decisiones podría haber sido bien tramada. ‘Los argumentos que invoca (la procuradora Ana Belfon en un caso similar) son exactamente los mismos que se utilizaron en el fallo de la Corte Suprema de Nicaragua, que declaró inconstitucional la Constitución nicaragüense, invocando que a Daniel Ortega se le violaban los derechos humanos, al no permitírsele ser electo’, explicó ayer. Se refería a un polémico cambio constitucional de 2011.

Los sobresaltos de Ortega en Nicaragua siempre han tenido un repique político aquí. Allá, los sandinistas pretenden una nueva reforma constitucional para dar acceso ilimitado a Ortega al poder, mientras en Panamá ocurren desmadres.

‘Es la crónica anunciada de la reelección. ¿Debemos ver como espectadores este desacierto?’, se inquirió el abogado Severino Mejía.

La demanda de inconstitucionalidad fue presentada por el grupo Panamá Avanza, que produjo cuñas políticas contra el candidato perredista Juan Carlos Navarro. La agrupación es liderada por Alfredo Prieto, el exvocero de Martinelli y cabeza visible de una cadena de medios plegados al oficialismo.

Alvin Weeden, excontralor y crítico del gobierno Martinelli, consideró: ‘lo que se nos viene encima es una preparación política dirigida a imponer al candidato oficialista’.

‘NO TENGO NADA QUE VER’

La Corte Suprema debe ver aún la inconstitucionalidad o no de la decisión del TE de suspender la campaña de Panamá Avanza, así como una demanda que presentó Miguel Bush contra la norma constitucional que limita la reelección.

Ayer, Martinelli sacó el cuerpo al asunto. Aseguró que no podría opinar, dado que él está ‘en otro Órgano del Estado’. Pero salvó: después de 15 días una cuña política ya consiguió su cometido.

El Colegio de Abogados ha llamado a la construcción de un frente entre los candidatos presidenciales para la defensa del TE.