Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Política

Se enfría la carrera por la Presidencia de la República

PANAMÁ. La efervescencia electoral es un asunto que una fuerte cuota de los votantes ve desde el punto más céntrico de la indiferencia. ...

PANAMÁ. La efervescencia electoral es un asunto que una fuerte cuota de los votantes ve desde el punto más céntrico de la indiferencia. En el diario de problemas con el costo de las cosas, el transporte y la felicidad eterna, el ritmo de los comicios no ha podido mover el umbral que zanja los votos y las elecciones.

Si bien siete de cada diez votantes dijo en la encuesta ‘Panamá Opina’, preparada por Ipsos para La Estrella y Telemetro, que irá a las urnas el 4 de mayo, la aceptación de los principales candidatos presidenciales no ha mostrado cambios significativos en el último trimestre.

La indiferencia sobrepasa todo. A cien días de la fecha cumbre, el oficialista José Domingo Arias se perfila como el próximo presidente, con 31% de probabilidades, un punto porcentual más que en diciembre de 2013.

Tras él, Juan Carlos Navarro, del PRD, registra 25%, ni un punto más ni uno menos que hace un mes, mientras Juan Carlos Varela, la oferta panameñista, descendió tres puntos, hasta tocar el 19%.

Genaro López, el candidato del novato Frente Amplio por la Democracia (FAD), se estrenó en la medición, con 1% de aceptación. Esteban Rodríguez marcó .28%, y Gerardo Barroso .07%.

Los números se pierden en los 2.63 puntos del margen de error que dejaron las entrevistas a 1,388 ciudadanos.

INDECISIÓN EN TIEMPOS DE ‘GUERRA’

Mario Rognoni, analista y afín al PRD, asegura que no hay razón para que los números varíen. ‘El discurso de los candidatos es el mismo y no ha habido algo que modifique la intención de voto’, argumenta.

De hecho, las únicas maniobras políticas, las de Navarro de nombrar a Gerardo Solís y Laurentino Cortizo en la esquina estelar de su campaña, no habrían generado mayor movimiento político.

‘Pero en febrero esto se empezará a caldear. Desde entonces habrá cambios’, insiste Rognoni.

Y tal vez sea el tiempo preciso de prepararse para ellos. Aunque sin un punto a favor, la agresividad de Solís y el perfil de Cortizo habrían conseguido algo valioso para la campaña de Navarro: fijarse en la intención de sus seguidores.

Los resultados de ‘Panamá Opina’ revelan que el candidato de ese partido tiene 84% de posibilidades de retener el voto, un crecimiento de cinco puntos porcentuales en comparación con el cierre del 2013.

Rognoni ve otro valor agregado, que le hace afilar su perredismo: ‘al menos no perdió puntos, como ocurrió con Varela’.

En la campaña panameñista usan una retórica clásica. ‘Nuestra encuesta es el 4 de mayo. Juan Carlos Varela está concentrado en eso’, argumenta Jorge Barakat, uno de los abogados de la nómina de oposición.

Esquivando los resultados, Barakat sostiene que el ritmo que a la fórmula de Varela le interesa ‘es el de defender nuestra propuesta social. Todo eso (los resultados de la encuesta) es parte de la coyuntura política, nosotros estamos bien enfocados’.

El enfoque son los votos. Los que aún no toman partido y los que podrían abandonar una propuesta y migrar a otra. El propio Varela es el candidato con más posibilidades de perder votos (19%), un punto más que Arias, y tres encima de Navarro.

Luis Eduardo Camacho, portavoz de la campaña oficialista, asegura que el apoyo a la gestión de gobierno está incidiendo en la capacidad de retención y el crecimiento de Arias. ‘Hay una migración de votos de la oposición a la indecisión... y se podrían ir al oficialismo’, vaticina.

Su optimismo —y el de todos— de captar electores migrantes, a cien días de los comicios, enfrenta obstáculos más complicados que los habituales.

El alba del 2014 ha hecho crecer el porcentaje de indecisos, que en una especie de embebida política había bajado más que nunca en los últimos meses. De 13% en diciembre, los dudosos subieron a 16% a principios de este año.