Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Política

PRD y CD entran en empate técnico

PANAMÁ. En 15 días la temperatura política que se mide con la encuesta Panamá Opina que hace Ipsos para Telemetro y La Estrella pasó de ...

PANAMÁ. En 15 días la temperatura política que se mide con la encuesta Panamá Opina que hace Ipsos para Telemetro y La Estrella pasó de un enfriamiento en la intención de voto presidencial a un estrecho resultado que posiciona a José Domingo Arias y Juan Carlos Navarro en un empate técnico.

Estadísticamente el distanciamiento es de un punto. La encuesta de este mes tiene una particularidad: es la primera vez que se utiliza la simulación de voto mediante una papeleta, lo cual daría mayor confiabilidad a los resultados.

Y es que faltando 88 días para los comicios, si hoy fueran las elecciones, todo parece indicar que el 4 de mayo se estaría frente a lo que en actividades deportivas se conoce como un photo finish ante un resultado muy cerrado.

El último estudio reveló que el oficialista José Domingo Arias podría convertirse en el próximo presidente con un 32% de intención de voto.

Inmediatamente detrás está el opositor Juan Carlos Navarro, quien registró 31%. Seis puntos porcentuales por encima de los obtenidos en la última encuesta de Ipsos aplicada del 17 al 20 de enero pasado.

En un tercer lugar, aunque no muy distante, está Juan Carlos Varela, del partido Panameñista, con 25% de la intención de votos.

Genaro López, candidato presidencial del Frente Amplio por la Democracia (FAD), obtuvo 2%.

REACCIONES DE LAS CAMPAÑAS

Para el dirigente perredista Rogelio Paredes, el empate técnico entre el candidato de su partido y el oficialista refleja el resultado de la fórmula Navarro-Solís.

Además, cree que el intensificar las giras en las calles visitando a la gente, escuchándolas y promocionando el ‘Plan de Todos’, les ha dado más fuerza.

La inyección en la membresía y el que veteranos políticos como Ernesto Pérez Balladares, Samuel Lewis Navarro y Laurentino Cortizo se hayan lanzado a la caza del voto, ha sumado más apoyo.

Jorge Iván Arrocha, del panameñismo, apuesta porque la verdadera encuesta es la del 4 de mayo. Aunque no duda que la proclamación de Isabel St Malo como candidata vicepresidencial está alimentando la campaña de Varela, prefiere mirar a las encuestas que ellos han realizado, en las que, asegura, la intención hacia su candidato ‘no baja del 30%’.

De hecho, el presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla, recuerda que todas las encuestadoras pasan por el filtro del TE para garantizar que cuentan con las herramientas para hacer un estudio científico.

LETARGO DE INDEPENDIENTES

A paso lento. Así cabalgan los candidatos presidenciales independientes. Gerardo Barroso marca de primero entre ellos. Registró un 0.8%. Esteban Rodríguez marcó 0.4% y Juan Jované tiene 0.2% de aceptación.

EMPATE POR LA ALCALDÍA

Pero si bien los resultados presidenciales reflejan una estrechez nunca antes vista, al echar un vistazo por la carrera alcaldicia el fenómeno es más interesante. También hay un empate técnico.

El candidato opositor perredista José Luis Fábrega, encabeza la intención de votos con un 30%. Le siguen el opositor panameñista José Blandón y la actual alcaldesa, Roxana Méndez, de Cambio Democrático, ambos con un 28%.

LA LECTURA DE IPSOS

Esta medición que se realizó los días 29 al 31 de enero y 1 de febrero, se reviste de una especial particularidad, no solo es la primera vez que se registra un empate técnico. La misma muestra que tuvo como base 1,398 entrevistados bajo un margen de error ±2.62, se realizó a través del mecanismo de simulación de una papeleta presidencial, lo que permite mayor confiabilidad en los resultados. Las personas mostraron sus preferencias a través del voto en urna. En secreto y sin que alguna persona les hiciera la pregunta.

Para el representante de Ipsos Mikael Pasco, el método de simulación ‘permite una mayor confiabilidad’. Además, no hubo indecisos; en su lugar, un 8% emitió su voto en blanco y 1% nulo.

El especialista augura un panorama bastante claro: ‘en las próximas elecciones no habrá un candidato con una diferencia tan amplia sobre los otros’.