Temas Especiales

28 de May de 2020

Política

Hermano de Ayú Prado agredió a directivo de la ACP

Carlos García, directivo de la Junta de Relaciones Laborales de la ACP, denunció que Gabriel Ayú Prado se jacta de sus influencias en el Órgano Ejecutivo y en el Judicial.

Una vez más, la injerencia político-partidista que ha introducido el actual gobierno a las instancias del Canal de Panamá deja sus huellas sobre la administración y el funcionamiento de la vía acuática.

En esta ocasión, se trata de la Junta de Relaciones Laborales, una instancia de bajo perfil que funciona en Plaza Edison, pero que tiene alta importancia en el manejo de las relaciones laborales entre la Autoridad del Canal de Panamá y los trabajadores de la institución.

Su junta directiva la integran cinco miembros, todos con un mandato de cinco años que tienen un periodo escalonado.

En el presente, tres de los cinco miembros de la directiva responden al gobernante Cambio Democrático y funcionan como bloque a favor o en contra de cada una de las situaciones que allí se ventilan, al menos así lo ha hecho saber Carlos García, uno de sus integrantes.

Este bloque, según García, cambia los reglamentos, destituye personal, archiva expedientes, niega certificaciones, suspende o engaveta trámites, todo sin criterio técnico.

MANZANA DE LA DISCORDIA

En este caso, según García, Gabriel Ayú Prado, hermano del actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado, se ha convertido en la manzana de la discordia u origen de las diferencias.

La situación es tal que, según contó García a La Estrella de Panamá , Ayú Prado se atrevió a agredirlo físicamente, la semana pasada.

Según la versión de García, el pasado viernes 13 de junio eran aproximadamente las 11:30 a.m. al momento que salía de la sala de juntas, cuando Ayú Prado se le acercó en tono amenazante y, sin mediar palabra, lo golpeó y lo empujó, lo que lo hizo caer de espaldas al suelo.

LOS HECHOS

García narró que, concluida la reunión, al momento que se retiraban, Ayú Prado cerró con brusquedad la puerta, se acercó a él, lo golpeó con el pecho (como lo hacen los jugadores de béisbol), luego lo retó a que lo golpeara en el rostro, lo que él se negó a hacer, por lo éste lo empujó y lo hizo caer.

Producto de la caída, hubo un gran estruendo, pues además cayeron al piso alfombrado vasos y una jarra de agua.

El personal que se encontraba afuera, según narró García, trató de entrar, pero Ayú Prado bloqueaba la puerta para que no ingresaran. Al momento que el personal pudo ingresar, preguntó a García lo que había sucedido y Ayú Prado se adelantó a responder que él (García) se había tirado.

García dice que por padecimientos anteriores, tiene dos discos herniados en la columna vertebral, por lo que teme que esto le haya afectado, razón por la que se presentará a Medicatura Forense para una evaluación. A todo esto, dice que Ayú Prado se jacta del peso de su apellido, tanto en el Órgano Judicial como en el Ejecutivo.

García dice que esta acción no será impedimento para que siga trabajando con Ayú Prado y que perdona su proceder.