28 de Sep de 2021

Política

Crimen y castigo en la Zona del Canal de Panamá

La cárcel no era solamente un sitio de corrección, sino una fuente importante de mano de obra

Crimen y castigo en la Zona del Canal de Panamá
Los prisioneros realizaban ocupaciones desde rellenar las zanjas, construir calles y carreteras hasta mantenimiento de las cárceles.

Otro de los componentes importantes del sistema judicial lo conformaba el régimen carcelario de la Zona del Canal, esta tenía como objetivo central, no solamente garantizar el orden, sino mantener los niveles de productividad de los trabajadores.

La cárcel no era solamente un sitio de corrección, sino una fuente importante de mano de obra. Por ejemplo la cárcel de Culebra en 1912, albergaba a 250 convictos en su mayoría antillanos, que debían trabajar en labores pesadas y duros todos los días.

LA VIDA EN PRISIÓN

El prisionero despertaba a las cinco y treinta de la madrugada se aseaba antes de ir al desayuno, que consistía en carne guisada, arroz, papas o ñame, café y una libra de pan.

Después del desayuno, los guardias le colocaban en los tobillos de los reclusos una bola enorme de metal de aproximadamente dieciocho a treinta libras de peso, asegurada por gruesas cadenas de ocho pies de largo.

Los prisioneros encadenados tenían que marchar por una o dos millas, antes de llegar a los sitios de labores. En las noches cenaban prácticamente lo mismo que en el desayuno. Entre las seis y nueve de la noche era tiempo libre, y se les permitía hablar.

El código de silencio era parte importante de la seguridad; los prisioneros no debían hablar entre las celdas, ni en los comedores, ni en el trabajo.(Greene 2009: 284)

TIPO DE LABORES

Los prisioneros realizaban una diversidad de ocupaciones. Para la Compañía el trabajo más productivo era la construcción de carreteras, a pesar que significaba para el prisionero superar las dificultades y peligros de los pantanos, y las lluvias torrenciales.

El trabajo de carretera, hacia visible al público el prisionero, lo que facilitaba su custodio, y significaba además, humillarlo.

CASTIGO CORPORAL

Muchos jefes de policías sostenían que los prisioneros debían ser tratados con la misma dureza como en Texas. Por ello algunos autorizaban el uso de látigos para castigar a los reclusos, sin embargo debido a las presiones, Goethals prohibió los castigos corporales.

EL SISTEMA CLASIFICATORIO

Las discrepancias entre los policías blancos y los trabajadores llevo a la Compañía a aplicar un sistema clasificatorio de cinco categorías con leves diferencias, beneficios y concesiones. Por buen comportamiento podían obtener puntos y mejorar sus grados, que significaba acceder a algunos privilegios.

También se crearon las celdas pequeñas y oscuras para encerrar a base de pan y agua a ciertos prisioneros. Los oficiales de la Compañía del Canal estaban convencido que el Sistema Carcelero de la Zona era tan bueno como el mejor de los Estados Unidos. (Greene 2009: 285)

PRINCIPALES CONDUCTAS PENALIZADAS Y DELITOS

En el fondo para las autoridades de la Zona del Canal y de la Compañía del Canal, el sistema judicial de la Zona, debería garantizar el establecimiento de las bases morales de la sociedad norteamericana, combatiendo todo comportamiento considerado irrespetuoso o inmoral.

Los principales problemas y focos de conductas desviadas, en la franja canalera, se analizan a continuación:

—Consumo de Alcohol: Era uno de los principales vicios en la Zona del Canal, que ayudaba al trabajador a relajarse, y a sobrellevar la dureza del trabajo. Sin embargo la intoxicación o exceso de consumo, terminaba por alterar su productividad en el trabajo.

Goethals le explicaba a un comité del Senado que presionaba por prohibir el consumo del alcohol lo siguiente: ‘nuestros trabajadores son seres humanos, tienen que tener su licor, y si nosotros no se lo vendemos lo compraran en otro lugar. El gobierno debería autorizar no solo las cantinas o salones de bebidas, sino el establecimiento de destilerías para fabricar bebidas de buena calidad’. (Greene 2009)

—Juego de Azar: La autoridades de la Zona del Canal, al contrario del consumo de alcohol, consideraban los juegos de azar, como un vicio que había que eliminar por completo ya que se trataba de un mal endémico en la Zona del Canal; juego de póker, incluso en los dormitorios de los hombres era un hecho cotidiano. Policías encubiertos intentaban infiltrar las actividades para penalizar a los que jugaban.

—Sexualidad: Regular el comportamiento sexual en la Zona del Canal era considerado un problema mayor. Cualquier hombre que tomara fotografías de mujeres en vestido de baño, paños menores, semi-vestida, eran investigados por indecencia.

Era también investigado el adulterio, sobre todo entre los blancos; comprobado las faltas podían ser sancionados con despido y evacuación de la Zona del Canal.

En 1905, el gobernador del a Zona del Canal Carles Magoon, ordeno castigo de un máximo de veinticinco dólares y treinta días de cárcel a cualquier pareja que vivieran juntos sin esta oficialmente casados.

Las relaciones interraciales, presentaban particular dificultades, normalmente era ente hombres blancos y mujeres afroantillanas o panameñas. (Greene 2009)

—Prostitución: A pesar de que las autoridades de la Zona, entendían las necesidades de parejas de los trabajadores, se oponían a la prostitución en la Zona Del Canal. Consideraban que la inmoralidad sexual en las ciudades panameñas encontraban formulas y mecanismo para penetrar la Zona. De allí que la vigilancia policial, sobre las actividades de mujeres en la Zona. Se vigilaba las calles y los trenes, y cuando sorprendían a alguna mujer en ejercicio era escoltada fuera de la Zona.

—Homosexualidad: La homosexualidad entre hombres era un problema para los oficiales del gobierno de la Zona, la policía y los jueces. Los reducidos casos registrados en los records judiciales indican que era discreto, poco observado y por consiguiente tolerado. No hay la magnitud de los casos comparados con la prostitución y el adulterio.

—Violaciones: Un joven barbadense de veinte años de nombre William Waite, residente en Las Cascadas, fue acusado de violar a una niña de once años, de nombre Keturah Lewis y sentenciado a cinco años de presión.

—Violencia Familiar: Los residentes comúnmente denunciaban ante Goethals, casos de hombres que se comportaban, verbal y físicamente violentos con sus familias.

—Crímenes Severos: Sentencia de prisión y trabajos forzados incluía penas por asalto a mano armadas, hurto, robo, homicidio, asesinato, violaciones, trata de esclavos blancos, y regreso a la Zona del Canal después de haber sido deportado. (Greene 2009)

ALGUNOS DATOS FINALES

Cada año miles de personas eran arrestadas en la Zona del Canal. 2,000 en 1905 7 000 en 1912.

Siendo la población total de la Zona en 1912, 62,000 personas según censo, entonces más del 10% eran arrestadas.

Antillanos y sur europeos eran los más arrestados: 3,500 antillanos 538 españoles 517 norteamericanos.

Entre las violaciones frecuentes se registraban :Intoxicaciones alcoholismo y conducta desordenada 2,000 casos; Alteraciones de la paz 800 casos; Asaltos 547 casos; Atracos pequeños 406 casos; Holgazanear 1,308 casos; Vagancia 289 casos.

En realidad la información que hemos presentado en este artículo, muestra parte de la dramática condición, que tuvieron que superar los trabajadores en general y antillanos en particular, para hacer realidad la construcción del Canal.

El trabajo ha reproducido mayormente los textos del libro de Julie Greene… The Canal Builders, un libro diferente sobre el Proceso de Construcción del Canal, escrito en inglés, por lo que darlo a conocer a través de la traducción de algunos aspectos importantes, permite poner a disposición de sectores más amplios de la sociedad, otra fuente valiosa de conocimiento de los 100 años del Canal.