25 de Feb de 2020

Política

Magistrado Moncada Luna quedó separado de la Corte

En la audiencia de imputación, la Comisión de Garantías acogió cuatro medidas cautelares y las apelaciones de la defensa fueron rechazada

Magistrado Moncada Luna quedó separado de la Corte
La preocupación del magistrado separado Moncada Luna era evidente durante la imputación de cargos.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia Alejandro Moncada Luna fue separado ayer del cargo por la Subcomisión de Garantías que designó la Asamblea Nacional, después de que se le imputaron cuatro cargos penales.

La decisión tomada por las juezas de garantías, Katleen Levy, Zulay Rodríguez y Ana Matilde Gómez, se sustenta en que si se mantiene en el cargo, puede afectar la eficacia del proceso por el elevado poder que ostenta su cargo.

La separación fue la primera medida cautelar autorizada, pero no la única. Después de la imputación de cargos al magistrado separado, las juezas acogieron las medidas solicitadas por el fiscal, Pedro Miguel González: impedimento de salida del país y arresto domiciliario.

Estas dos medidas buscan ‘evitar que el magistrado separado —quien llegó a la Corte en el 2010, de la mano del expresidente de la República Ricardo Martinelli— eluda las acusaciones’.

Tras varias horas de deliberación, Gómez fue la única jueza que ‘razonó’ su voto, sobre el arresto domiciliario. Aseguró que ‘ameritaría la atenuación porque ésta podría afectar’ la capacidad del imputado para articular su defensa.

El defensor de Moncada Luna, el abogado Sidney Sittón, apeló a las medidas cautelares, pero cada una de sus solicitudes fue negada por la Subcomisión.

CARGOS Y CAUTELARES

El fiscal Pedro Miguel González inició su participación en la audiencia informando a Moncada Luna y su defensor que la Fiscalía encausó una investigación y cuenta con ‘suficientes evidencias sobre la existencia de los delitos de enriquecimiento injustificado (pena de cárcel hasta 12 años), blanqueo de capitales (pena de hasta 12 años), corrupción de servidores públicos (hasta 8 años) y falsedad de documentos públicos (pena de cárcel hasta 8 años)’.

El fiscal leyó por separado cada uno de los cargos y los años de prisión que corresponde a cada uno.

Moncada Luna permaneció tranquilo en su lugar, pero con una mirada de recriminación dirigida al fiscal por el rumbo que tomaba el proceso.

Todo sucedió en el Salón Azul de la Asamblea Nacional, que acogió la histórica audiencia en la que por primera vez se juzga a un magistrado de la Corte bajo el Sistema Penal Acusatorio (SPA).

El fiscal explicó ante la audiencia, que fue transmitida en vivo por las televisoras y emisoras de radio de todo el país, que cuando el hoy magistrado separado tomó posesión de su cargo, solo declaró un auto 4x4, un reloj de oro e ingresos anuales por $12,000. Sin embargo, durante sus años como magistrado había creado dos sociedades junto a su esposa que le permitieron comprar apartamentos por $1.7 millones.

‘De sus salarios, no hay posibilidad de adquirir los cuantiosos bienes que posee’, aseguró González. ‘No existe fuente legítima alguna que justifique su incremento patrimonial’, dijo.

Tras la audiencia, el fiscal González tiene un plazo de hasta dos meses calendario, según lo establece el Código Procesal, para recabar todas las pruebas necesarias y presentarlas a la Subcomisión y luego a la Comisión de Credenciales, que debe definir si hay o no méritos para recomendar al pleno legislativo que se declare en sesiones judiciales para juzgar al magistrado.

La Subcomisión de Garantías ordenó mantener la cautela de los bienes y negó allanar las oficinas de Moncada Luna en la Corte.

La separación se esperaba

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, esperaba su separación del cargo.

‘Esto es político. Yo lo esperaba. Sabía que venía. Tengo que hacer frente a esto’, aseguró el magistrado separado Moncada Luna, al salir de la audiencia, cuando habló ante los medios.

Pero rechazó la decisión argumentando que su separación la debía ordenar el pleno de la Asamblea Nacional y no la Subcomisión de Garantías.

El magistrado separado aseveró que la Subcomisión de Garantías ‘ha violado prácticamente todos sus derechos’ y espera que le ‘permitan presentar las pruebas’. Insiste en que en su momento va a presentarlas.

Las acusaciones de Moncada Luna no solo se fijaron contra la Subcomisión de Garantías, además arremetió contra el fiscal: ‘Me ha acusado sin fundamentos’, sostuvo el expresidente de la Corte.

Los señalamientos contra el fiscal de la causa fueron varios. El diputado Pedro Miguel González ‘ha violado la ley. Hasta pidió un allanamiento de mis oficinas en al Corte Suprema de Justicia’, pero ‘gracias a Dios las juezas no se lo permitieron’, afirmó el magistrado separado.

El magistrado está separado y deja de percibir salarios desde ayer. En el caso de que se le declare inocente, el Estado deberá pagar los salarios caídos.

La justicia está en el banquillo

La investigación contra el magistrado separado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, debe ser la primera de muchas.

Así sostiene el presidente del Colegio de Abogados, José Alberto Álvarez, quien además fue el denunciante en el caso Moncada Luna.

‘Todos los que robaron esos millones de dólares deben ser enjuiciados y responder por ese despilfarro; por supuesto, respetando las garantías del debido proceso’, señaló el dirigente de los abogados.

Agrega que esta también es una oportunidad para que la Corte ponga la casa en orden. Todas esas morosidades deben resolverse. Los abogados claman por ello. No se aguanta un minuto más, sostiene Álvarez.

Los abogados se quejan de que las denuncias por faltas a la ética que interponen contra magistrados quedan en nada. Menciona como ejemplo la denuncia por falta a la ética que el Colegio interpuso contra Moncada Luna: ‘Ni siquiera sabemos en qué despacho duerme. También se dan fallas eludiendo decidir sobre la ética y los basan en temas procesales’.

El de Moncada no es solo el caso del magistrado separado Moncada Luna. ‘En este caso está en juego el sistema judicial. La justicia está en el banquillo’, señaló Álvarez, al tiempo que asegura que este juicio ‘no es político, como se nos ha acusado’.