Temas Especiales

24 de May de 2022

Política

Les llegó el turno a Humbert y a Porcell

Ambos funcionarios son idóneos para asumir sus cargos. El país espera que retorne la credibilidad a estas entidades

A paso lento, así sienten los panameños que han transcurrido los primeros seis meses del gobierno del presidente Juan Carlos Varela.

Mas con la llegada de los nuevos regentes de la Procuraduría General de la Nación y de la Contraloría General de la República, se espera que el gobierno despegue y cumpla con los retos que le esperan en este quinquenio, desafíos que asumió tras ganar las elecciones del 4 de mayo.

El presidente ha sido enfático. Definió como norte de su gobierno la transparencia y el castigo a la impunidad, lo que confirma las aspiraciones de una sociedad ansiosa por resultados en ese sentido.

MÉRITOS Y REQUISITOS

La pregunta es si Federico Humbert y Kenia Porcell, designados para contralor y procurador, respectivamente, podrán llenar las expectativas en esos cargos.

Alvin Weeden, excontralor de la República, considera que Humbert cuenta con méritos, pero se amerita más que eso.

El empresario, quien apoyó la campaña presidencial de Varela, fue escogido entre otros 41 aspirantes, entre los cuales habían profesionales independientes.

Humbert, exdiplomático, expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura, expresidente del diario La Prensa y directivo del Banco General, tendrá como primera responsabilidad fiscalizar los $19,571 millones que el Gobierno ha destinado como Presupuesto General del Estado para el año 2015.

Porcell, por su parte, parece tener de su lado el reconocimiento y respeto de muchos sectores de la sociedad civil.

El vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados Juan Carlos Araúz manifestó que como profesional, Porcell está calificada para desempeñarse en el cargo.

‘Su principal reto será devolvernos la confianza en que lo jurídico está por encima de lo político. Lo deberá demostrar en muy poco tiempo’, indicó Araúz.

SEIS MESES DE GOBIERNO

Algunos simpatizantes del gobierno han llegado a manifestar que la demora se debe a que no contaban ni con un contralor ni un procurador que tuviera la disposición de trabajar.

El mismo diputado panameñista José Luis Varela, desde su curul en el pleno de la Asamblea Nacional llegó a decir que con Belfon y de Bianchini, ‘los primeros seis meses de gobierno serán perdidos. No le tengo ningún tipo de confianza a estas dos funcionarias, por lo que he visto que han firmado’.

Para el partido oficialista, era necesario sacar a esas dos funcionarias -Gioconda Torres de Bianchini y Ana Belfon- e iniciar un 2015 con paso firme.

LO EVIDENTE Y EL SECRETO MEJOR GUARDADO

Desde el primer momento se mencionó que Federico Humbert era el candidato ‘ungido’ del presidente, y aunque los panameñistas vociferaban por los pasillos legislativos que buscaban a un candidato independiente, resultó electo el que todos esperaban: Humbert.

Mientras, el Ejecutivo se tomó su tiempo para anunciar quién estaría en la silla que hasta el 31 de diciembre próximo ocupa Ana Belfon.

Se mencionaron muchos nombres de aspirantes al cargo. Entre los supuestos ‘ungidos’ para ser designados destacaron Rogelio Saltarín, quien había representado al presidente Varela en un caso contra el expresidente Ricardo Martinelli y Patricio Candanedo (exfiscal Antidrogas).

Sin embargo, el mandatario sorprendió a los medios de comunicación y al país, cuando en el Salón Amarillo de la Presidencia de la República anunció a la abogada y catedrática Kenia Porcell como la nueva jefa del Ministerio Público.