Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Política

Giácomo Tamburrelli fue liberado de “casa por cárcel”

El exdirector del Programa de Ayuda Nacional (PAN) Giácomo Tamburrelli podrá salir de su residencia y sólo tendrá que notificarse ante el Ministerio Público

Giácomo Tamburrelli fue liberado de “casa por cárcel”
A Tamburrelli le formularon cargos en diciembre.

El exdirector del Programa de Ayuda Nacional (PAN) Giácomo Tamburrelli podrá salir de su residencia y sólo tendrá que notificarse ante el Ministerio Público los días 15 y 30 de cada mes.

Así lo determinó el juez del Segundo Tribunal Superior de Justicia, Rolando Quesada Vallespi, quien notificó ayer a Tamburrelli del cambio en la medida cautelar que pesaba sobre él, en virtud de las investigaciones que se le siguen por el desfalco del PAN.

El cambio fue decretado en mayo pasado por el juez décimoquinto penal, Leslie Loaiza, por considerar que Tamburrelli había colaborado con las autoridades, aportado pruebas, acudido al llamado de la Fiscalía Segunda Anticorrupción y no representaba peligro de fuga. También había sido operado a corazón abierto.

La decisión se ejecuta apenas un mes antes de que Tamburrelli deba comparecer a audiencia preliminar por la supuesta compra sobrevalorada de comida deshidratada. El negocio, de $45 millones, se firmó con Lerkshore International, según Tamburrelli, por disposición del entonces presidente Ricardo Martinelli. En diciembre, le formularon cargos y le ordenaron casa por cárcel.

Poco después de que el juez Loaiza modificase la medida cautelar a Tamburrelli, la defensa de su sucesor, Rafael Guardia, pidió lo propio, aunque le fue negada. Guardia alegó que se había declarado culpable, devuelto $60 millones al Estado por sus negociados en el PAN, y delatado parte de la estructura de corrupción que se había enquistado en la institución.

==========

LAS REVELACIONES

Según Tamburrelli, Martinelli le ordenó firmar el contrato de comida deshidratada con Lerkshore International

El exfuncionario aseguró que el secretario privado de Martinelli, Adolfo de Obarrio, conocía las órdenes irregulares de su jeffe.

También denunció las amenazas de Martinelli.