27 de Feb de 2020

Política

Robinson se enfrenta al fiscal del PRD

Víctor ‘Chachi' De Gracia, fiscal del partido, se niega a encontrar causas para sancionar a su jefe en la Asamblea Nacional, Rubén De León

Robinson se enfrenta al fiscal del PRD
El presidente del PRD, Benicio Robinson, acompañado del grupo de diputados fieles a la línea.

La posibilidad de sancionar a los seis diputados del Partido Revolucionario Democrático (PRD) que se aliaron al panameñismo el pasado 1 de julio se disipa.

La fiscalía del colectivo, a cargo de Víctor ‘Chachi' De Gracia, asegura que no existen razones para expulsar o aplicar alguna penalización.

Transcurridos seis meses desde la votación, en el pleno de la Asamblea Nacional, que llevó a Rubén De León a la presidencia de este órgano del Estado, en contra de ‘la línea', no se ha aplicado ninguna sanción.

En lugar de disiparse debido al tiempo transcurrido, la situación está generando un nuevo frente de choque en las filas del PRD.

El presidente del partido, Benicio Robinson, ahora se enfrenta con Víctor ‘Chachi' De Gracia, su fiscal.

Robinson reclama una sanción, pero De Gracia, quien labora en la Asamblea Nacional y tiene como jefe máximo a Rubén De León, se niega, alegando que no hay motivos.

GÉNESIS DE LA PUGNA

Desde que ocurrieron los hechos el 1 de julio, Robinson ha estado presionando para que se inicie un proceso disciplinario contra los seis diputados que desafiaron la ‘línea del partido' y, en lugar de apoyar a Crispiano Adames, se inclinaron por De León, propuesto por el oficialismo.

Fuentes internas del colectivo informaron a La Estrella de Panamá que una investigación realizada por la Fiscalía del PRD ha determinado que no existen méritos para la aplicación de alguna sanción contra los diputados.

La investigación fue realizada por De Gracia, pero hasta el momento no ha sido enviada al Tribunal de Honor, instancia que debe tomar la decisión final.

La investigación concluyó en la necesidad de archivar la denuncia presentada por la dirigencia del partido que encabeza Benicio Robinson y no aplicar ninguna sanción a los diputados.

LA MANZANA DE LA DISCORDIA

Después de que se registró la votación en el pleno legislativo, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y el Consejo Directivo Nacional (CDN) del PRD solicitaron al fiscal del partido iniciar la investigación a los seis diputados que ‘no siguieron la línea' de la bancada perredista durante la sesión de la Asamblea Nacional.

Al mismo tiempo, se reconoció a los veinte diputados del PRD que se mantuvieron en ‘la línea' y votaron por Crispiano Adames, que había sido electo por la mayoría de la bancada como candidato a la presidencia de la Asamblea Nacional, el 1 de julio.

En aquel momento, se aprobaron sendas resoluciones que también denunciaron la injerencia del partido Panameñista y el Gobierno en las decisiones internas del PRD.

ENFRENTAMIENTO PÚBLICO

A mediados de esta semana, Robinson chocó con De Gracia, después de que el primero solicitara que no se le permitiera al fiscal permanecer en una reunión de la directiva del PRD en la que se trataban asuntos relativos al partido.

Ayer, De Gracia declaró que no se le permitió estar en la reunión y, con la ‘prepotencia y soberbia que a veces lo caracteriza', Robinson lo mandó a sacar del salón.

De Gracia alega que como fiscal del partido, tiene derecho a entrar a cualquier reunión del colectivo.

Por esta situación, De Gracia pretende llevar el tema ante el Tribunal Electoral para que sea esta instancia la que dirima las diferencias, finalmente.

Según De Gracia, anteriormente se le había prohibido la entrada a una reunión del partido y el mismo Robinson había dicho que por el cargo que ostentaba tenía derecho a participar en cualquier encuentro que se realizara entre las instancias del PRD.

En cambio, en esta ocasión, Robinson ni siquiera le permitió defenderse o hacer uso de la palabra para expresar su posición y fue el vicepresidente del colectivo, Camilo Alleyne, quien llamó al orden durante el encuentro del Comité Directivo Nacional.

==========

DECISIÓN POLÍTICA

No habrá sanciones para ‘rebeldes' del PRD

El grupo de los denominados diputados ‘rebeldes' del PRD está integrado por Rubén De León, Pedro Miguel González, Elías Castillo, Leandro Ávila, Javier Ortega y Quibián Panay.

Actualmente, estos diputados son parte de la que se considera la ‘nueva mayoría' en el pleno de la Asamblea Nacional, junto con 12 diputados del opositor Cambio Democrático (CD), 16 del partido Panameñista, tres del Molirena y una independiente.

Después de consolidarse como mayoría, este grupo controla las comisiones de la Asamblea Nacional.

Con la aparición de la nueva mayoría legislativa, el Partido Revolucionario Democrático (PRD), liderado por Benicio Robinson, rompió la alianza del ‘pacto de gobernabilidad'.

Hasta el momento, tanto el PRD como el CD mantienen la posición de que aplicarán sanciones a los diputados que se sumaron a este grupo oficialista, incluso la revocatoria de mandato, por no haber apoyado la propuesta que hizo cada uno de los partidos para el 1 de julio de 2015, fecha en que se eligió la actual junta directiva del Legislativo.

Con el inicio del nuevo periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional, este grupo mantendrá el control en el pleno. Hasta el 1 de julio de 2016 se elegirá un nuevo presidente y una nueva directiva.