Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Política

La “Alianza de los cuatro” traza plan para controlar el PRD

El grupo del expresidente Pérez Balladares intentará conseguir que al menos la mitad de los futuros delegados respalde su aspiración al CEN

El camino rumbo a la elección del próximo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, en octubre venidero, se proyecta turbulento: si bien la ‘alianza de los cuatro', encabezada por el expresidente Ernesto Pérez Balladares, ha partido por delante, con una ‘agresiva' campaña electoral, la de los disidentes, liderados por Pedro Miguel González, todavía quietos, promete atacar con fuerza.

‘Nuestra campaña es de tolerancia y debate. No podemos perder el rumbo',
ROGELIO PAREDES
ASESOR DEL EXPRESIDENTE PÉREZ BALLADARES

‘La de los cuatro es una alianza para el retroceso', dice Camilo Alleyne, uno de los vicepresidentes del partido, distanciado políticamente de sus compañeros de directiva que aspiran a reelegirse. ‘Nosotros somos una campaña de tolerancia y debate pacífico', replica Rogelio Paredes, asesor del expresidente Pérez Balladares.

Fuera del debate ideológico, el primer objetivo de la ‘alianza por los cuatro' es conseguir que, mínimo, 2,100 de los 4,200 delegados que sean electos en los comicios de julio próximo sean de su bando. Esa es una aspiración básica: son ellos los que, luego, deciden quiénes integrarán el CEN.

Para asegurarse, relatan desde dentro, han incluido al presidente del partido, Benicio Robinson, considerado como una especie de ‘señor feudal' del perredismo en su provincia, Bocas del Toro. ‘Él bien puede aportar unos 200 delegados', dicen. Es decir, una décima parte de su meta.

Aunque todavía sin caudal político, Carlos Pérez Herrera y Alí Waked, los otros dos integrantes del grupo también tienen sus ‘bondades': ‘acercamiento con las bases'. El primero, por ser representante de corregimiento e integrante de la Amupa, donde se codea con otros cientos colegas suyos, y el segundo por su cercanía con las ‘bases de Colón'.

¿REELECCIÓN O NO?

‘El problema es que no se está pensando en la reunificación del partido, sino en intereses personales. Hay una intrínseca necesidad de cambios, pero con los mismos actores de siempre no se logrará', reflexiona Alleyne.

Para el también exministro de Salud además hay una máxima que la ‘alianza de los cuatro' ha pasado por alto: la reticencia de la gente a valorar la reelección.

‘Van a tomar un trago amarguísimo', insiste, basándose en que la decisión de Pérez Balladares de aspirar a un cargo dentro del CEN es, simplemente, la puerta de entrada para correr por la Presidencia en la elección de 2019. En la era postdictadura, ningún gobernante ha vuelto al poder.

Desde fuera, el analista Jaime Porcell cree, sin embargo, que el cuarteto que ha partido por delante en el proceso de elección del PRD, tiene ‘muchas ventajas'. ‘Pérez Balladares tiene recursos, y Benicio, arraigo político. Si saben negociar sus necesidades, es una dupleta con grandes posibilidades de controlar todo el partido', radiografía.

Para Porcell, de todos modos, el PRD debe elegir un líder con ‘gran capacidad de negociación y persuasión' que uno que se imponga.políticamente. ‘Lo que requerimos es de un verdadero líder que haga oposición', rebate Alleyne, apuntando a la debilidad que, a su juicio, muestra el partido en manos de Benicio Robinson.

LOS PUNTOS FLACOS

Sin embargo, todavía quedan asuntos sobre los cuales la ‘alianza de los cuatro' trabajar, relatan desde dentro. Uno de ellos es el desafío de Veraguas, donde se eligen dos veces más delegados que en Bocas del Toro, el centro de poder de Benicio Robinson.

Esa provincia central es controlada políticamente por los diputados Pedro Miguel González y Rubén de León, integrantes del ala de la bancada perredista más cercana al oficialismo.

Por eso, explican a La Estrella de Panamá , la ‘alianza de los cuatro' se oficializó en un encuentro con delegados veraguenses, el miércoles.

==========

ESTADÍSTICA

¿Dónde está el caudal de votos del PRD?

Un tercio de los delegados del PRD salen de la provincia de Panamá, de acuerdo con estadísticas del Tribunal Electoral (TE).

La segunda provincia más representativa es Chiriquí, con cerca del 14%, seguida de Panamá Oeste, con 12% de la plantilla de delegados. Con el favor de ellas tres, cualquier candidato a un puesto de elección en el CEN saldría airoso: cerca del 60% de los votos.

El informe oficial también establece que Veraguas, considerado el ‘bastión político' del PRD tiene cerca del 8% de los delegados, y Colón el 7%. El 5.7% es electo en la provincia de Coclé, mientras que otro 4.6% proviene de Herrera.

La comarca Ngäbe Buglé y un número similar de Bocas del Toro significan 4% cada uno, y Los Santos, 3.4%. Emberá es el menos representativo: 0.3%.

==========

EL CALENDARIO DE ELECCIONES

El PRD anunció el año pasado su proceso de renovación interna

  • 31 de enero: cerró el padrón electoral del PRD.
  • 31 de julio: se eligen a los 4,200 nuevos delegados, que ocuparán sus cargos por cinco años. También se define el nuevo Frente Femenino y el de la Juventud.
  • agosto-septiembre: se eligen las directivas locales.
  • 31 de octubre: se elige el nuevo CEN.