Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Política

Defensa de Mizrachi: 'la Cancillería se apresuró'

Según la defensa del empresario panameño, Relaciones Exteriores les propuso ‘canjear' una orden de extradición por una de deportación

Defensa de Mizrachi: 'la Cancillería se apresuró'
El empresario Mayers Mizrachi, con su orden de liberación de la cárcel bogotana de La Picota.

La defensa del empresario innovador Mayer Mizrachi reveló que hace dos semanas la Cancillería panameña le propuso llegar a un acuerdo de deportación a Panamá, porque estaba dispuesta a considerar la revocatoria de un oficio de extradición que el Juzgado Décimotercero Penal había girado a Colombia, país que lo tenía retenido.

Alex Vernot, abogado de Mizrachi en Bogotá, dijo a La Estrella de Panamá que, aunque la secretaria general de la Cancillería, Farah Urrutia, le planteó reunirse en Panamá para llegar a un convenio, para su sorpresa, la funcionaria nunca volvió a contactarle.

‘Sospecho que es porque ya sabían que judicialmente iba a revocar la orden de extradición y estaban tramando una estrategia para apresarlo igual', cree Vernot.

En efecto, el miércoles pasado, el Segundo Tribunal Superior de Justicia levantó la orden de extradición, considerando que no tenía sentido mantenerla cuando a Mizrachi se le había otorgado una fianza de excarcelación.

El empresario consignó $100 mil para evitar que siguiera en prisión por la investigación que le siguen por supuesto peculado, a raíz de un contrato de $211 mil con el Ministerio de Seguridad Pública relacionado con la plataforma de seguridad informática Criptext.

La Cancillería no respondió ayer a las preguntas de este diario sobre el tema. Urrutia dijo que debía esperar una autorización que al cierre de esta edición nunca ocurrió.

Según anunció el Ministerio el miércoles por la noche, después de que se informó del levantamento de la solicitud de extradición de Mizrachi, el panameño se había fugado de la cárcel colombiana La Picota, donde fue recluido en diciembre pasado, tras ser detenido en Cartagena, con la ayuda de un funcionario de prisiones colombiano que habría sido identificado y despedido..

EL ‘DESLIZ' OFICIAL

‘En la Cancillería panameña hubo apresuramiento en el comunicado, debieron informarse un poco más (...) Para fugarse de La Picota se necesita un helicóptero y una metralla', consideró Silvio Guerra, defensor de Mizrachi en Panamá.

Según el jurista, el ‘desliz' demuestra que ‘la Cancillería de Panamá no protege a sus nacionales'.

Mayer salió de la cárcel de La Picota ‘por la puerta grande. La orden de ponerlo en libertad fue ratificada por el fiscal general de la nación de Colombia', agregó Vernot.

Las autoridades penitenciarias de Colombia aseguraron a la agencia EFE que liberaron el miércoles por la tarde a Mizrachi porque sobre él no pesaba ningún requerimiento judicial.

Desde Migración Colombia dijeron que han emprendido un proceso de expulsión del país, porque la legislación colombiana estipula que cuando un extranjero sale de prisión no puede permanecer en territorio nacional.

Sin embargo, apenas fue liberado, la defensa de Mizrachi pidió asilo a Colombia, porque, argumentan, ‘el empresario es víctima de persecusión política en Panamá'. Es estratégico porque hasta que no se resuelva su petición no puede ser expulsado.

‘En cinco días se debe sustentar la citada solicitud y esperar hasta tres meses para concocer si será admitida o no', explicó Vernot.

La Estrella de Panamá conoció, además, que la defensa de Mizrachi presentará una solicitud de ‘protección de los derechos humanos' ante la Procuraduría de la Nación de Colombia. Los abogados de Mizrachi aseguran que independientemente de la petición de refugio, están dispuesto a enfrentar la audiencia del 26 de agosto, en la que se espera que el Ministerio Público pida juicio por peculado.

¿PRÓFUGO?

Mientras eso ocurra, asegura la defensa de Mizrachi, Panamá no puede catalogarlo como un prófugo. ‘¿Cómo se les ocurre decir eso, si un tribunal lo puso en libertad?', recalca Vernot.

Guerra, por su lado, señaló que la forma en la que la Cancillería actuó contra Mizrachi es ‘una flagrante violación a los estatutos y decretos internacionales'. Y él, por su parte, declaró en un tuit que no había forma legal de deportarlo porque no hay una orden judicial y porque el oficio que siguió el sistema penitenciario colombiano para ponerlo en libertad no establece que debía ser entregado a ninguna otra entidad.

‘No soborné a ningún funcionario', sostuvo en respuesta a la Cancillería.

==========

‘¿Cómo se le ocurre decir (que Mizrachi es un prófugo) si un tribunal lo puso en libertad',

ALEX VERNOT

ABOGADO DE MAYER MIZRACHI EN COLOMBIA