Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Política

La jubilación de los panameños: un debate largamente pospuesto

El programa de Invalidez Vejez y Muerte debe ser revisado

Una vez terminadas las celebraciones del Canal, corresponde al Gobierno retomar el tema de las reformas a la ley Orgánica del Seguro Social, según prometiera el presidente Juan Carlos Varela en noviembre del año pasado, al señalar que, una vez pasara la ampliación, se iniciaría un debate nacional al respecto.

El objetivo del debate sería encontrar la mejor solución al problema del déficit financiero del programa de Invalidez, Vejez y Muerte, el conocido IVM, cuyos números entrarán en rojo en el año 2019, poniendo en riesgo las jubilaciones y pensiones de los panameños.

Hasta el momento, el gobierno no ha dado luces sobre cuál será la fórmula o cuándo se convocará al debate.

El director de la CSS, Estivenson Girón, ha adelantado que se trata de un tema de Estado y que la convocatoria debe hacerla del Ejecutivo.

SE ACERCA EL DÉFICIT

El déficit del IVM que se preveía para el año 2017, no empezará a sentirse hasta el 2019, cuando según el Fondo Monetario Internacional (FMI) estará en números rojos.

El IVM, es el programa de la CSS, que garantiza el pago de las pensiones y las jubilaciones para los cotizantes de la institución.

En los próximos años llegará a un punto en que no podrá sostenerse. Cada año suma mayor cantidad de jubilados y pensionados, pero no se ha logrado la fórmula para emparejarlo con incremento de los cotizantes, lo que genera un problema financiero en el programa de pensiones.

La decisión que se tome en los próximos meses podrá traer consecuencias políticas en las elecciones de mayo de 2019, lo que ha juicio del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), ha provocado que se dilate la decisión.

Ante esta circunstancia, el Conato, ha comenzado a generar sus propias propuestas y para eso mantienen reuniones periódicas con sus agremiados.

Guillermo Puga, secretario general de la Confederación de Trabajadores, uno de los tres representantes de los trabajadores en la junta directiva de la CSS, informó que además de analizar el IVM, se evalúan los cuatro programas que tiene la entidad. Se tienen que hacer varias reformas en el programa de maternidad y en el de pago de Riesgos Profesionales, en donde hay muchos problemas, dijo.

El sindicalista informó, recientemente, durante un conversatorio de los agremiados al Conato que se van a generar más reuniones. ‘Seguir generando ideas para cuando llegue la mesa tripartita, ya se tenga una propuesta bien completa', aseguró.

EL CANAL, LA PANACEA

Algunos sectores han puesto la vista en los ingresos que aportará el Canal de Panamá, pero con cautela.

‘No se debe pensar que la ampliación vaya ser utilizada como una subsidiaria o para remendar el déficit del IVM', aseguró Roberto Troncoso, expresidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede). La vía acuática ‘tiene que pagar su deuda y cumplir sus compromisos', insiste Troncoso.

El Gobierno está pendiente de llamar al diálogo nacional. El presidente especificó que la decisión final para evitar el colapso del programa y la institución se definiría en un gran diálogo nacional.

En esa línea se mantiene el exdirector de la Caja, y economista Juan Jované, quien asegura que hace falta un debate nacional, porque la población no conoce el detalle.

Esa opinión es reforzada por Carlos Abadía, exviceministro de Salud, quien advierte que el panameño debe conocer cuál es el programa que enfrenta problemas.

La solución, agrega Jované, es regresar al régimen solidario y definir cuáles serán los aportes del gobierno.

El economista advierte que sino hay vuelta a la solidaridad no van a existir pocas posibilidades. Si usamos fondos del Canal, eso significa fondos de solidaridad, concluyó.

Saúl Méndez del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), aseguró que siempre que se habla de una crisis en la Caja, se piensa en privatizar los servicios afectando a los panameños.

Las propuestas para salvar la situación, a juicio de Méndez, están en exigirle al Banco Nacional, que maneja los dineros de la CSS, el pago de mayores intereses. Además, usar parte de los dineros del Canal para inyectarle presupuesto a la CSS e incentivar el trabajo formal, porque la informalidad está incrementándose y quienes están en el sector, no cotizan.

A juicio de Abadía no se puede usar el dinero del Canal porque cuando se aprobó la ampliación, se acordó que los dineros serían para la desarrolo nacional. ‘No es justo' sostiene el exviceministro, quien recordó que cuando se creó la CSS existía 40 cotizantes por un jubilado y hoy en día hay 3.5 cotizantes por un jubilado.

El IVM, se ha transformando, desde que fue creada la entidad en el año 1941 por el gobierno de Arnulfo Arias. Actualmente cuenta con dos sistemas de aportaciones. Uno es el antiguo sistema de aportes solidarios y el otro con cuentas individuales o subsistema mixto, creado en la reforma a la Ley 51 de la CSS durante el gobierno de Martín Torrijos.