Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Política

Cortés y Roux chocan por convocatoria a junta directiva del CD

El presidente de Cambio Democrático, Ricardo Martinelli, está a favor de la convocatoria hecha por Rómulo Roux. Alma Cortés no la apoya

Las diferencias entre Alma Cortés y Rómulo Roux ya no son un secreto y mucho menos un tema interno del partido Cambio Democrático (CD). La presidenta encargada del partido, no disimula que no está de acuerdo con las actuaciones de Roux, quien es el secretario general del colectivo.

Roux luego de un encuentro en Miami con su "brother" y presidente de CD, Ricardo Martinelli —y una reunión con los magistrados del Tribunal Electoral— convocó a la Junta Directiva a una reunión para tratar tres temas de importancia.

La reunión extraordinaria de la Junta Directiva Nacional de CD, convocada por Roux el pasado viernes, se celebrará el jueves 22 de diciembre a la 5:00 pm, en la sede del partido.

Serán cinco puntos a tratar, pero se concentrarán en las elecciones internas del colectivo, aprobación del presupuesto y las vacantes que se deben llenar en la Junta Directiva.

Ricardo Martinelli, presidente nóminal de CD, ha favorecido públicamente esta la convocatoria.  "Apoyo 100% convocatoria a la Junta Directiva CD. Temas pendientes en el partido: vacantes JD, presupuesto, elecciones. Etc Somos oposición", escribió Martinelli en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la presidenta encargada del colectivo, Alma Cortés dijo que ella no apoya la decisión de Roux y así se lo hizo saber a Martinelli. "@rmartinelli Yo apoyaría esa convocatoria si @romuloroux me hubiera consultado y consensuar temas con demás miembros de JDN. Siguen errores", le respondió Cortés a Martinelli por el Twitter.

Cortés ha acusado a Roux, en reiteradas de ser una ficha del varelismo y estar buscando beneficios. Roux se ha abstenido en responder a las acusaciones de Cortés.

La presidenta encargada espera resolver el proceso de expulsión a los diputados que desafiaron la línea del partido para luego empezar la restructuración del colectivo que fue suspendida por Cortés en tres ocasiones, en su condición de presidenta de la comisión de elecciones.

En los cinco años, el partido recibirá $11.5 millones, que podrá utilizar para gastos de funcionamiento de sus oficinas —incluyendo pago de salarios a sus directivos—, la realización periódica de actividades consultivas organizacionales y de base con el fin de contribuir con el fortalecimiento de su democracia interna y en la educación cívico-política, dinero que es manejado por la directiva del partido..