Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Política

Nueva modalidad de transporte para la capital

La Alcaldía abrió el 24 de marzo una ciclorruta en la avenida Cuba. Hasta el 13 de abril hará un monitoreo para diseñar un plan maestro

¡Ahora no solo nos tenemos que cuidar de los autos, sino también de las bicicletas!, exclamaba una señora que pasaba frente al edificio de la Alcaldía de Panamá. La mujer se quejaba así de la recién estrenada ciclorruta que se implementó en un tramo de 1.5 kilómetros de la avenida Cuba y pasa justo por la comuna capitalina.

La espontánea inquietud de la ciudadana es parte de la cultura que se proponen cambiar las autoridades municipales con la nueva ruta, un plan piloto para un proyecto más ambicioso, la creación, en la capital, de un plan maestro de esta alternativa de movilidad urbana.

La propuesta surgió por iniciativa de la Embajada del Reino Unido en Panamá, como parte del programa del gobierno británico ‘Prosperity Funds' (Fondos para la Prosperidad), al que tienen acceso empresas del país europeo para desarrollar proyectos en América Latina y otras regiones del mundo, explicó Manuel Trute, director de Planificación Urbana del Municipio de Panamá.

Fue así que la empresa británica i Steer Davis Gleave se postuló para desarrollar en Panamá el proyecto de la ciclorruta. En el camino sumaron al Movimiento Ciclistas en las Calles de Panamá.

El proyecto comenzó con una encuesta, a través de una aplicación, en la que las personas proponían las zonas por donde empezar. El área entre Obarrio y Calidonia marcó el primer lugar de la preferencia de los consultados.

De esta manera, explicó Trute, se pensó iniciar el plan piloto desde Obarrio hasta Calidonia, pero por recomendaciones de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), en esta etapa, se descartó Obarrio.

La razón que esgrimió la ATTT fue que estaba en ejecución el soterramiento de cables, por lo que una cicloruta en el área podría ser peligrosa.

El plan piloto se debe ejecutar hasta el 13 de abril. Durante este tiempo, se restringen los estacionamientos en un costado de la vía y se coordinó con la ATTT para que los conductores y residentes del sector respeten el espacio delas bicicletas.

Durante el periodo de monitoreo, se ubicará personal en las intersecciones.

El objetivo del plan piloto es medir y obtener información, mediante lo que se denomina urbanismo táctico; es decir ‘hacer algo para ver cómo nos va' con el comportamiento de los cuidados, señala Trute.

A partir de esa fecha, añade, se analizará toda la información que se obtenga para avanzar a la siguiente etapa, que consiste en la construcción de una segunda fase de la ciclorruta o impulsar el plan maestro.

Otro objetivo, añade, es que la ciudadanía empiece a relacionarse con un nuevo elemento urbano de movilidad, la bicicleta, con la que la alcaldía pretende contar en el más complejo esquema de movilidad urbana integral.

‘Si nosotros empezábamos a implementar el plan maestro, los trastornos para la ciudad serían muchísimo mayores que medir primero lo que sucede en pequeña escala y donde vamos a aprender, tanto a nivel de la institución, como la ciudadanía en general', indicó Trute.

El arquitecto reconoce que es un proyecto muy complejo, incluso el plan piloto, aunque pequeño, representa dificultades, pero es parte de la curva de aprendizaje, tanto a nivel interno como externo.

Una de las primeras dificultades se ha detectado en las entradas y salidas a la propiedad privada. Hay personas o comercios, dice Trute, a las que no les afecta porque no tienen estacionamientos en la entrada, pero los que sí tienen manifestaron inquietud por el riesgo cuando salen o entran a su propiedad, porque pueden provocar un accidente al ciclista.

Por eso, insiste Trute, en esta primera etapa es fundamental la educación que se debe generar.

En palabras del embajador del Reino Unido en Panamá, Ian Frank Collard, la iniciativa pretende cambiar la mentalidad del ciudadano y toma al peatón como el elemento más importante, como ocurre en ciudades más desarrolladas.

Para Juventino Quiroz, líder del Movimiento de Ciclistas, la ciudadanía debe entender que la movilidad urbana está orientada a movilizar más peatones y menos autos.

‘Este proyecto es un aprendizaje para todos, incluso para nosotros los ciclistas', reconoció.

Quiroz recordó que iniciativas similares se han desarrollado en ciudades vecinas como Bogotá (Colombia), San José (Costa Rica) y Guatemala.

DE LA ‘BICI' AL METRO

La posibilidad de que los amantes de las bicicletas como una alternativa de transporte puedan viajar con ella en el Metro también está siendo analizada.

La Alcaldía de Panamá adelanta conversaciones con la Secretaría del Metro de Panamá para explorar la posibilidad de que los usuarios puedan entrar al sistema de transporte masivo con sus bicicletas. En una primera etapa, solo se aceptarán bicicletas plegables.

Las autoridades alcaldicias también exploran otros dos proyectos, la bicicleta compartida y el biciestacionamiento.

El primero consiste en el alquiler de bicicletas en estaciones del Metro que pueden ser devueltas en otra estación, y así la persona podrá desplazarse por la ciudad en metro y bicicleta para disminuir el uso del automóvil.

La otra opción es que los ciclistas puedan aparcar en una estación del Metro y movilizarse largas distancias en el transporte masivo.

Trute es consciente de que primero deben vencer la resistencia inicial de los panameños y las costumbres ya asentadas.

El primer alegato contra el uso de este medio de transporte es el clima; sin embargo, señala el arquitecto, en ciudades como Vietnam, con el mismo clima que Panamá, la tasa de personas que usan la bicicleta como medio de transporte es alta. Es un ejemplo.