Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Política

$150 millones, la caja menuda de cinco presidentes

Cada año al discutir el proyecto de Presupuesto, la partida de asignaciones globales, se convierte en el secreto mejor guardado

Los últimos cinco presidentes de la República han utilizado $150 millones en concepto de partidas discrecionales, sin mayor criterio que la ‘discreción' del inquilino de turno del Palacio de Las Garzas. Ricardo Martinelli es que más dinero utilizó.

La Ley de Presupuesto del Estado incluye el rubro de ‘asignaciones globales', el cual no tiene un uso preestablecido a diferencia de todas las demás partidas que se detallan en esta norma que se aprueba cada año en la Asamblea Nacional e incluye los gastos al centavo.

Según los registros de los últimos 23 años, Ricardo Martinelli, presidente del quinquenio anterior al vigente utilizó $55 millones de este fondo.

Aunque estos fondos son fiscalizados por la Contraloría, el reporte de la Presidencia, no incluye más que el monto, el nombre de la persona y el uso que se le otorgó al dinero. Lo único que se detalla es que el dinero fue entregado en cheque, se paga a una empresa en particular o algún otro detalle para una fiscalización adecuada.

Según el informe de Transparencia de la Presidencia de la República, Ernesto Pérez utilizó $25 millones en su cinco años; mientras que en el periodo de Mireya Moscoso, se destinaron $23 millones para estos gastos.

‘La Contraloría de la República debe cumplir su trabajo y fiscalizar el uso que se le da a este dinero pues se trata de fondos del Estado',

ERNESTO CEDEÑO

ABOGADO

Martín Torrijos, tuvo a su disposición $22.3 millones, los cuales usó a discreción.

La Ley de Transparencia que exige desde el año 2002 que el uso que se le otorga a estos dineros sean hechos públicos y divulgados en la página web del Ministerio de la Presidencia.

EL USO DE LAS PARTIDAS

Durante el periodo de Martinelli entre el año 2009 al 2014, se destinó parte de esta partida para sufragar los gastos de una cirugía cosmética de una conocida presentadora de noticias de un canal de propiedad del exmandatario y de un político, quien fue miembro del partido Panameñista y que en la pasada campaña presidencial se sumó al grupo que apoyó su propuesta electoral y que hoy día forma parte de su equipo de asesores legales.

Durante el periodo de Ernesto Pérez Balladares, informaciones de prensa, también detallaron que parte de las partidas discrecionales, se utilizaron para comprar flores, licores y exquisitos ingredientes para la preparación de los platos que se sirven a los visitantes e invitados al Palacio de Las Garzas, sede de la Presidencia de la República.

Se reveló que Mireya Moscoso, utilizó esta partida para la comprar vestidos y carteras de marca Chanel para uso personal y para la compra de relojes de marca Cartier para obsequiar en Navidad a los integrantes de la Asamblea Legislativa de entonces.

‘Como presidenta, no podía andar andrajosa', dijo en ese entonces la exmandataria para justificar el uso de miles de dólares de dinero del Estado para la adquisición de prendas de vestir para su uso personal.

En el periodo de Martín Torrijos, también se cuestionó que de este fondo, se tomó dinero para cancelar viajes al extranjero y gastos médicos que según los grupos opositores, no se ameritaba el uso de dinero de estas partidas para estos fines.

El rechazo ha tomado fuerza, luego que la Presidencia reveló que el presidente Juan Carlos Varela usó dinero para sufragar una operación a Rolando López, jefe del Consejo de Seguridad y asistencia para el Colegio Javier y la Iglesia católica. Varela ha usado $17 millones en este concepto.

RECHAZO A LA DISCRECIÓN

Aunque se trate del presidente de la República, voceros de la sociedad civil consultados por La Estrella de Panamá , coinciden en que estos fondos, no pueden ser usados a discreción y se requiere mayor fiscalización de la Contraloría.

El abogado Ernesto Cedeño opina que la partida discrecional debe utilizarse para fines públicos, sociales o de interés general. Exige además que el contralor juegue su papel y fiscalice el uso.

La Alianza Ciudadana pro Justicia reclama mayor control de la Contraloría para evitar que haya mayores abusos con estos fondos.