Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Política

Interpol Francia dice que le toca a Panamá aclarar la ‘alerta roja'

Se mantienen dudas de que se concrete la solicitud de alerta roja y que Ricardo Martinelli sea arrestado para entregarlo a las autoridades

Interpol Francia dice que le toca a Panamá aclarar la ‘alerta roja'
El expresidente Ricardo Martinelli salió de Panamá en enero del 2015.

La Interpol, sede en París, remitió ayer a la agencia de prensa Efe a las autoridades panameñas, como las únicas con potestad para ‘hacer comentarios sobre personas específicas', al respecto de la supuesta ‘notificación de alerta roja' para la detención del expresidente panameño Ricardo Martinelli.

Mientras que en Panamá crece el escepticismo entre sectores políticos y de la sociedad civil ante la posibilidad de que en esta ocasión se concrete la supuesta orden de arresto y de que el expresidente panameño Martinelli sea entregado a las autoridades panameñas para que enfrente los casos que mantiene pendiente por los procesos que adelanta la Corte Suprema de Justicia por los denominados ‘pinchazos telefónicos' o violación a la comunicación privada de políticos, empresarios, particulares y periodistas, cometidos durante su mandato sin que mediara orden judicial, como lo establece la ley.

Ayer mismo, se divulgó un video del comisionado Marcos Córdoba, de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), quien asegura que la ‘notificación roja está vigente'.

Según explicó el funcionario de la DIJ, se trata solamente de un requerimiento que hizo la Secretaría de la Interpol a la Corte Suprema y la Cancillería panameña, que le solicita información con respecto a la solicitud de extradición que realizó el Gobierno panameño.

La notificación o alerta roja es una solicitud de detención provisional de una persona con miras a su extradición, publicada por la Secretaría General (ubicada en Lyon), a petición de un país sobre la base de una orden de detención nacional en vigor, señaló la agencia Efe en una nota publicada ayer.

En una respuesta escrita a preguntas de la agencia noticiosa, Interpol dijo que la información que sus 190 Estados miembros le transmiten ‘sigue siendo propiedad del país miembro que la ha comunicado', por lo que no puede comentarla ‘salvo en circunstancias excepcionales y con autorización previa'.

ALERTA ROJA DE INTERPOL

Este lunes se informó de una supuesta alerta roja contra Ricardo Martinelli

La sede de Interpol en Francia dice que le corresponde a Panamá confirmar la orden.

En Panamá, el comisionado Marcos Córdoba, de la DIJ, insiste en que existe la alerta roja.

En este caso, explicó el abogado Edgardo Molino Mola, exmagistrado de la Corte, este trámite no es inmediato. Además, recordó que Estados Unidos, donde se encuentra Martinelli, no es un Estado miembro de la Interpol, por lo que en este caso se requiere que este organismo solicite la cooperación de las autoridades de Miami, para lo cual un juez debe emitir una orden.

Interpol recordó, según citó el cable de Efe, que los países miembros pueden optar por publicar una versión abreviada de la notificación roja en su sitio web, si así lo desean.

La misma nota de la agencia española, añadió, ‘si no se publica una notificación roja puede deberse a que no se ha solicitado o emitido ninguna notificación de este tipo sobre esa persona o a que el país solicitante ha pedido que no se haga pública', aclaró.

En tanto, el diputado Leandro Ávila, del Partido Revolucionario Democrático, mostró sus dudas de que se concrete la extradición, al considerar que Martinelli ‘está aliado con algunos sectores de Estados Unidos', a lo cual sumó el poder económico que tiene, aunque no pierde la esperanza de que se concrete la detención.

Alma Cortés, del equipo de asesores legales de Martinelli, alega que ‘desconocen' y ‘dudan' que exista tal orden o alerta roja contra el exmandatario.

Martinelli salió de Panamá en enero de 2015 y desde entonces ha fijado su residencia en Miami, Estados Unidos. En Panamá, se han iniciado una decena de procesos criminales en su contra, los cuales adelanta la Corte.

El proceso por el cual se estaría solicitando la alerta roja es el que corresponde a la violación de las comunicaciones de al menos un centenar de ciudadanos.