La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Política

Panorama político de Martinelli se complica más

Es la segunda vez que la Corte, a la que le corresponde procesar a Ricardo Martinelli por su condición de diputado del Parlacen, lo declara en rebeldía y ordena su detención con fines de extradición

Ricardo Martinelli está fuera del país desde enero de 2015.

A Ricardo Martinelli, quien pretende reelegirse en la presidencia de su partido Cambio Democrático, se le complica aún más el panorama político.

El pleno de la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención provisional con fines de extradición del expresidente y actual diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), por el caso de los 355 indultos que concedió en 2014, año en que culminaba su gestión presidencial.

La audiencia se inició a las 10:15 a.m. del lunes y culminó pasadas las 2:00 de la madrugada del martes. La decisión de la Corte Suprema fue unánime, incluyendo el voto razonado de la magistrada Ángela Russo.

En esa misma audiencia, el pleno de la Corte decretó que no es extemporánea la solicitud de prescripción del caso que presentó la defensa de Martinelli, encabezada por el abogado Sidney Sittón, y ordenó al magistrado juez de garantía, José Ayú Prado, resolver el fondo de la petición. En vista de esto, el abogado presentó una solicitud de audiencia con carácter de urgencia para insistir en la prescripción de la acción penal.

Es la segunda vez que la Corte, instancia que puede procesar a Martinelli por su condición de diputado del Parlacen, declara en rebeldía al exmandatario y ordena su detención con fines de extradición.

La primera vez que Martinelli fue declarado en rebeldía y se ordenó su detención fue en diciembre de 2015, por el mismo caso que le mantiene detenido desde junio en Estados Unidos, a la espera de que el Departamento de Estado de ese país decida sobre su extradición.

Martinelli se defiende para impedir la extradición.

Un juez federal estadounidense consideró, el pasado 31 de agosto, procedente la extradición de Martinelli, quien apeló la medida ante la Corte Federal de los Estados Unidos y el próximo el 9 de enero se realizará la audiencia.

El exmandatario salió de Panamá el 28 de enero de 2015, el mismo día en que la Corte Suprema de Justicia abrió la primera de las cerca de diez causas penales que actualmente hay en su contra.

Martinelli ha perdido hasta ahora todos los recursos que ha presentado, tanto en Panamá como en Estados Unidos, este último para evitar la extradición.

Este martes se cumplieron seis meses de su detención en una prisión federal en Miami, Estados Unidos.

A pesar de estos procesos en su contra y su condición de detenido, el exmandatario fue postulado para la presidencia de su partido Cambio Democrático por su esposa, Marta Linares de Martinelli, quien aspira a la vicepresidencia.

Hasta el pasado sábado, el escenario pintaba a su favor en vista de que no tendría ningún rival y hasta ese momento todo apuntaba a que la jugada política era que Linares de Martinelli quedaba dirigiendo el colectivo.

Sin embargo, llegó una sorpresa. El actual secretario general, Rómulo Roux, anunció en la provincia de Chiriquí su candidatura a la presidencia, paso que concretó este lunes, último día de postulaciones para las elecciones internas que se realizarán el 21 de enero de 2018.

La decisión de Roux fue duramente cuestionada por las figuras leales a Martinelli, quienes lo acusaron de ‘traidor'.

Roux se defendió al señalar, entre otras cosas, que Martinelli, por su condición legal, no puede seguir al frente del colectivo.

Martinelli es el presidente de Cambio Democrático desde la fundación del partido, en 1998.

En medio de esta pugna interna de Cambio Democrático y Martinelli a la espera de una audiencia en Estados Unidos, surge el fallo de la Corte Suprema de Justicia en Panamá en la madrugada de este martes, lo que complica aún más las aspiraciones de Martinelli de continuar presidiendo el colectivo político hoy en oposición.

ZAMORANO: ‘MEDIOS PROBATORIOS DEMUESTRAN HECHO PUNIBLE'

El magistrado fiscal, Abel Zamorano, consideró que existen medios probatorios del hecho punible y la vinculación del expresidente de la República, Ricardo Martinelli, con el delito de abuso de autoridad e infracción de los deberes públicos relacionado con los indultos que otorgó al final de su mandato (2009-2014).

El fallo de la Corte también rechaza el argumento de la defensa de Martinelli en el sentido de que el expresidente no es responsable de los decretos ejecutivos mediante los cuales se emitieron los indultos y, en todo caso, es el ‘ministro que lo refrendó' fundamentado en el artículo 186 de la Constitución.

‘La Corte no comparte la interpretación que hace la defensa del mencionado artículo (...) pues dicho precepto lo que establece es que los actos de deba proferir el Presidente junto con el ministro de ramo respectivo no tendrán valor alguno si no son refrendado por éste...'.

El fallo del pleno de la Corte se tomó con la mayoría absoluto de los magistrados Cecilio Cedalise, Jerónimo Mejía, Oydén Ortega, Harry Díaz; Hernán De León, quien presidió la audiencia; Ángela Russo, que dio su voto razonado, y de los magistrados suplentes Asunción Alonso, en reemplazo de José Ayú Prado; Efrén Tello, suplente del magistrado Ramón Fábrega, y Wilfredo Sáenz; por Abel Zamorano.

Guadalupe León