La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Política

Biocontrol, herramienta agrícola del siglo XXI

La agricultura, como práctica antropogénica, reporta sus inicios en el periodo Neolítico, hace cerca de 10,000 años, cuando las sociedades evoluci...

La agricultura, como práctica antropogénica, reporta sus inicios en el periodo Neolítico, hace cerca de 10,000 años, cuando las sociedades evolucionaron de procesos estrictamente de recolección, caza y pesca a la agricultura y ganadería ampliamente desarrollada en nuestros días.

El inicio de la agricultura reporta sus orígenes en el Medio Oriente y el Mediterráneo. Investigaciones revelan que cultivos como el trigo y la cebada comenzaron a desarrollarse en Siria entre los ríos Tigris y Éufrates y se proyectaban a poblaciones como el Líbano e Israel hasta el valle del río Nilo.

En la actualidad, basado en un crecimiento vertiginoso, la población mundial alcanza alrededor de 7,500 millones de habitantes, los cuales requieren de una fuente ineludible de nutrientes (alimento). Este crecimiento incontrolado ha provocado que durante el último año alrededor del 11 por ciento; es decir 815 millones de personas, padezcan de hambre a nivel mundial.

Esto se debe, en gran parte, a las afectaciones que sufren los cultivos agrícolas, los cuales a nivel mundial reportan entre un 35 a 40% de pérdidas, aunque dependiendo de las plagas o enfermedades esta cifra llega a ser de manera irremediable del 100%. La mayor consecuencia económica directa de una plaga o enfermedad es la pérdida de la producción o la menor eficiencia de la misma, ya se trate de cultivos o animales, lo que reduce los ingresos agrícolas.

La gravedad de las consecuencias económicas dependerá de las circunstancias específicas y pueden variar de una región a otra o sencillamente dentro de la misma región en diferentes especies.

En busca de revertir el preocupante crecimiento en estas cifras y promover lo que los científicos han nombrado como seguridad alimentaria, investigadores de diversas disciplinas, tales como la biología, agronomía, genética y bioquímica, entre otras, surgen con alternativas innovadoras que han contribuido al desarrollo de nuevas tecnologías en el campo agrícola, entre las cuales es importante señalar el ‘biocontrol'

El biocontrol no es más que el estudio detallado de las relaciones entre dos o más especies de organismos a fin de establecer de qué manera dicha relación promueve un beneficio o perjuicio a los participantes en la misma. En otras palabras, es un método de control de plagas, enfermedades o malezas utilizando organismos vivos que son puestos a prueba posterior a una serie de innumerables análisis de laboratorio y campo que prueban la efectividad de dicho organismo en condiciones reales.

Con esto se ha logrado no solo el control de agentes patógenos a plantas y animales, sino que se ha conseguido que su productividad y rentabilidad se incrementen, con lo que se reducen los costos de producción haciendo más accesible dichos productos a un número mayor de individuos, lo que trae como consecuencia que poco a poco se asegure el propósito primario de esta práctica: la seguridad alimentaria.

DOCENTE UDELAS