La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Política

La nueva constitución y el derecho a la consulta

Aunque los diversos sectores están de acuerdo con una nueva carta magna, el método para redactarla divide a los actores. Incluir la quinta papeleta en las elecciones generales de mayo de 2019 provoca posiciones encontradas. Algunos piden que solo sea para consultar si se desea o no la constituyente

‘LA MAYORÍA DE LOS PANAMEÑOS QUIERE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN. EL PROBLEMA ES QUE LOS FACTORES REALES DE PODER LE TIENEN MIEDO A LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA'.

¿CÓMO EVALÚA EL HECHO DE QUE SE CONVOQUE UNA CONSULTA PARA UNA CONSTITUYENTE AL FINALIZAR EL PERIODO GUBERNAMENTAL?

MIGUEL ANTONIO BERNAL

El gobierno no está convocando una constituyente. Una constituyente no funciona bajo los criterios excluyentes que está planteando Juan Carlos Varela y su gobierno. El procedimiento que han adoptado es evadir la consulta ciudadana para preguntarnos a todos si queremos o no una constituyente. Eso es lo primero que hay que hacer, porque el dueño de una constituyente es el pueblo, no el gobierno; entonces, lo primero que se debe hacer es preguntar: ¿quiere o no quiere el pueblo panameño una constituyente?, de tal manera que la persona o el gobierno que resulte electo en el 2019 se encargue de todo el proceso y no esta corredera... En el fondo tengo la impresión de que lo que buscan es encontrar un camino para que Varela pueda prolongar su periodo cerrando la Asamblea y gobernar autoritariamente.

¿ESTÁ DE ACUERDO O NO CON LA QUINTA PAPELETA? EXPLIQUE.

La quinta papeleta la propuse en el 2003 y consiste en la consulta que se le debe hacer a la ciudadanía de si queremos o no una constituyente. Lo que Varela quiere hacer es meter una papeleta con los nombres de los constituyentes que él va a decidir que van a hacer la nueva constitución. Eso es antidoctrinario, antiteoría y antihistórico; eso no puede hacerse así.

HAY UN CONSENSO GENERALIZADO DE QUE EL PAÍS REQUIERE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN. INCLUSO FUE UNA PROMESA DE CAMPAÑA DEL ACTUAL PRESIDENTE JUAN CARLOS VARELA. A SU JUICIO, ¿A QUÉ OBEDECE QUE NO SE HAYA HECHO?

Es un hecho público que la mayoría de los panameños quiere una nueva constitución y hasta la fecha no se ha hecho porque los factores reales de poder le tienen miedo a la participación ciudadana y lo que menos quieren es que la ciudadanía participe en este proceso; por eso buscan vías excluyentes y no incluyentes.

A SU JUICIO, ¿QUÉ CAMBIOS PROFUNDOS DEBE PROVOCAR EN EL PAÍS UNA NUEVA CONSTITUCIÓN?

El cambio más profundo que debe provocar la nueva constitución es que se abra el espacio necesario para la participación ciudadana, para que se establezcan todos los mecanismos de control ciudadano y así evitar un ejercicio irracional del poder político. ¿Qué quiere decir eso? Que se debe incluir todo lo que hemos aprendido a lo largo de los últimos 50 años de constituciones alrededor del mundo, donde el poder ciudadano, el mecanismo de participación, el debate permanente, los cabildos, en otras palabras, las consultas permanentes con la ciudadanía de lo que se debe hacer y no hacer. Ya en el plan institucional, aquí se requiere un revolcón absoluto de todas las instituciones y los órganos del Estado. Esto no quiere decir que vamos a agarrar la Constitución Política y nos quedamos con los artículos buenos y quitamos los malos; una constitución es un todo y no se puede concebir como una gallina que va picoteando maíz.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE MANTENER LA ACTUAL CONSTITUCIÓN?

El daño es muy grave porque la Constitución militarista establece cierta relaciones jurídicas, sociales y económicas que se han convertido en una camisa de fuerza para cierto desarrollo de Panamá en todos los planos y es la que impide que el país esté en la cresta de la ola y nos tengamos que estar revolcando en la miasma de una deuda pública imparable, de una criminalidad absurda, así como con problemas en el sistema de salud y educación. Todos esos problemas emanan de la ausencia de la participación ciudadana y de falta de visión de un estadista; estamos en manos de ineptos, de personas que no se han preparado para gobernar, pero que sí son expertos en robar.

LA NUEVA CONSTITUCIÓN NO PUEDE ALTERAR EL PERIODO GUBERNAMENTAL. ¿ESTO NO SERÍA UN OBSTÁCULO PARA LOGRAR LOS CAMBIOS PROFUNDOS QUE DEMANDA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, ESPECIALMENTE EN LOS ÓRGANOS JUDICIAL Y LEGISLATIVO?

La Constituyente es, a fin de cuentas, un acto político y, como tal, si la ciudadanía lo decide en un referéndum, eso quiere decir que el gobierno entrante es el que va a llamar a la constituyente. Después le corresponderá a esa asamblea constituyente decidir su rumbo de acción, o si abre un paréntesis para que los que fueron electos se hagan a un lado hasta que se apruebe la nueva constitución, que se puede hacer en dos meses... y cuando entren las autoridades electas, deben actuar con las nuevas reglas. Uno puede proponer interrumpir el periodo gubernamental, pero la decisión la tiene que tomar la asamblea constituyente y, en ese sentido, yo soy de la opinión de que será la constituyente, como es un poder que no puede venir predeterminado como lo pretende el artículo 314 de la Constitución, la que decidirá si se convoca a nuevas elecciones.

¿QUÉ MATERIA SE DEBERÍA ELEVAR A RANGO CONSTITUCIONAL EN UNA NUEVA CONSTITUCIÓN?

Lo más importante se relaciona con los principios básicos para la constitución o la creación de un Estado constitucional democrático y de derecho, que implica: separación verdadera de los Órganos del Estado, la independencia judicial y el respeto al debido proceso, la dignidad humana como eje central de la constitución, y el respeto de todas las convenciones de los derechos humanos. En materia constitucional no vamos a inventar la rueda, tenemos 100 años luz de atraso y hay que salir de este atraso y alcanzar un contrato social de verdad que permitirá que Panamá recupere su dignidad y su presente para un mejor futuro.

‘AL PRINCIPIO DEL GOBIERNO NO EXISTÍA EL ESCENARIO PARA CONVOCAR A UNA CONSTITUYENTE, PORQUE POR PRIMERA VEZ UN GOBIERNO ENFRENTÓ LA CORRUPCIÓN, PRESENTANDO DENUNCIAS'.

¿CÓMO EVALÚA EL HECHO DE QUE SE CONVOQUE UNA CONSULTA PARA UNA CONSTITUYENTE AL FINALIZAR EL PERIODO GUBERNAMENTAL?

JOSÉ LUIS VARELA

Panamá ha demostrado tener elecciones pacíficas y transparentes en los últimos 25 años; realizarla en este momento trae los beneficios de que se aproveche este clima para exigir los constituyentes y también trae el beneficio económico de no tener que hacer una elección solo para eso, ya que puede tener un costo de más de $15 millones.

¿ESTÁ DE ACUERDO O NO CON LA QUINTA PAPELETA? EXPLIQUE.

Sí estoy de acuerdo, como expliqué anteriormente, de que se aproveche la elección nacional para que ese mismo día sea escogida la asamblea constituyente.

HAY UN CONSENSO GENERALIZADO DE QUE EL PAÍS REQUIERE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, INCLUSO FUE PROMESA DE CAMPAÑA DEL ACTUAL PRESIDENTE, JUAN CARLOS VARELA. A SU JUICIO, ¿A QUÉ OBEDECE QUE NO SE HAYA HECHO?

Las constituciones deben ser modificadas con el mayor consenso de los partidos políticos y de la sociedad civil. Los primeros años de gobierno —producto de que por primera vez hay un gobierno que se atreve a enfrentar la corrupción y presentar denuncias contra altos funcionarios del gobierno anterior— no existía el clima político necesario para enfrentar este cambio constitucional en los primeros años.

A SU JUICIO, ¿QUÉ CAMBIOS PROFUNDOS PROVOCA EN EL PAÍS UNA NUEVA CONSTITUCIÓN?

El más importante sería un cambio del Órgano Legislativo, disminuyendo el número de parlamentarios y ampliando los circuitos electorales a provincia o nación. El segundo sería modificar la forma de escoger a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. La justicia necesita ser reformada y está comprobado que la forma como se ha venido haciendo no es la mejor. En tercer punto, se necesita quitarle poder al Órgano Ejecutivo y poner a nivel constitucional la descentralización y la elección de gobernadores por el voto popular... sería bueno para todos. Hay muchos otros cambios, pero considero que estos tres son los más importantes.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE MANTENER LA ACTUAL CONSTITUCIÓN?

Mantener el statu quo y que no hayan cambios para el bien de todos. Algunos miembros de la clase política ven en el cambio constitucional una amenaza a perder este statu quo que los protege y por eso muchos se oponen a un cambio constitucional.

LA NUEVA CONSTITUCIÓN NO PUEDE ALTERAR EL PERIODO GUBERNAMENTAL. ¿ESTO NO SERÍA UN OBSTÁCULO PARA LOGRAR LOS CAMBIOS PROFUNDOS QUE DEMANDA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, ESPECIALMENTE EN LOS ÓRGANOS JUDICIAL Y LEGISLATIVO?

Con la excusa de hacer un cambio constitucional no podemos poner la democracia ni la institucionalidad en juego. El periodo de las autoridades electas en el 19 tiene que ser respetado, a pesar de que la constitución entre en vigencia después de un referéndum... cuando sean publicados en Gaceta Oficial los cambios reales se verán a partir del 2024.

¿QUÉ MATERIA SE DEBERÍA ELEVAR A RANGO CONSTITUCIONAL EN UNA NUEVA CONSTITUCIÓN Y POR QUÉ?

La descentralización. El desarrollo de las comunidades, además de la autonomía que se le da a las autoridades electas, que obtienen fondos para desarrollarlas sin importar el partido político al que pertenezcan... para mí debe ser elevada a rango constitucional.