La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Política

Jóvenes condenan divulgación de noticias falsas

Los jóvenes comprometidos para hacer cumplir la palabra firmaron el Pacto Ético Nacional de las Juventudes de los Partidos Políticos

Los jóvenes se reunieron la semana pasada en las oficinas del Tribunal Electoral.

Las elecciones de mayo de 2019 estarán marcadas por el poder de las redes sociales y los políticos usarán esta tecnología a su favor. De la misma manera será utilizada contra los candidatos para divulgar información falsa.

En el Foro Nacional de las Juventudes de los Partidos Políticos (FNJPP), conformado por jóvenes de los siete partidos políticos legalmente constituidos, están consientes de que los próximos comicios generales se concentrarán en las redes sociales.

PACTO ÉTICO DE LA JUVENTUD

Acuerdos firmados por los jóvenes

El 41% del padrón proyectado para las próximas elecciones estará integrado por jóvenes entre 18 y 35 años.

El Foro Nacional de las Juventudes de Partidos Políticos, con el respaldo del TE generará mesa de trabajo.

Javier Ábrego, presidente del FNJPP, junto a los demás integrantes de los partidos políticos dijo condenar la divulgación de noticias falsas de cualquier tipo así como también políticas.

Los jóvenes comprometidos para hacer cumplir la palabra firmaron el Pacto Ético Nacional de las Juventudes de los Partidos Políticos, en abril pasado.

En el Pacto, los integrantes de la FNJPP resolvieron ‘erradicar y condenar cualquier acción de posverdad en medios de comunicación y redes sociales, considerando dichas acciones como faltas a los hechos objetivos requeridos para generar un proceso electoral privilegiado por la verdad'.

Además, los jóvenes se comprometieron a utilizar responsablemente los medios digitales y redes sociales de comunicación; alejados de cualquier práctica ofensiva a título personal, colectivo y anónimo.

Además, se comprometieron a promover un ambiente de respeto y tolerancia entre sus miembros y toda la juventud, evitando cualquier ofensa y resaltando el debate, en el que primen las ideas y propuestas por encima de prácticas nocivas para la democracia, como el clientelismo.