La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Política

Los frentes de Varela en su último año: economía, Martinelli y Parlamento

El mandatario heredó un país que crecía por encima del 6 por ciento pero que se ha ido desinflando hasta cerrar previsiblemente 2018 con casi dos puntos porcentuales menos

Los frentes de Varela en su último año: economía, Martinelli y Parlamento

El proceso contra el expresidente Ricardo Martinelli por presunto espionaje político, el enfrentamiento con el Parlamento y una economía que no crece al ritmo de antes, son los tres asuntos que van a marcar el último año del presidente panameño, Juan Carlos Varela, según analistas consultados por Efe.

Varela, quien este domingo entra en el último año del Gobierno que asumió en 2014, tiene por delante 12 meses que "van a ser muy complicados", debido principalmente al enfrentamiento abierto que mantienen el Ejecutivo y el Legislativo, aseguró la representante de la organización civil Movimiento Independiente por Panamá (Movin), Annette Planells.

"El Gobierno tiene que volver a nombrar en este último año a dos magistrados (del Supremo) y a nuevos directivos del Canal de Panamá. También tiene que pedir una adenda a la ley de responsabilidad fiscal de 300 millones de dólares. Para todo esto, necesita a la Asamblea Nacional" de amplia mayoría opositora, explicó.

El gobernante Partido Panameñista (PP) tiene minoría parlamentaria, pero hasta el año pasado contaba con el apoyo de la primera fuerza, el Partido Revolucionario Democrático (PRD). El fin del llamado "pacto de gobernabilidad" entre ambos trajo varios reveses al Ejecutivo, entre ellos la negativa de la cámara a ratificar a sus dos candidatas a juezas del Supremo.

Este domingo los diputados elegirán a la nueva directiva del Parlamento, de 71 escaños, y las negociaciones previas apuntan a que repetirá en el cargo, con el apoyo del PRD, la diputada Yanibel Ábrego, del opositor partido Cambio Democrático (CD), el partido del expresidente Martinelli, encarcelado y procesado por el Supremo por escuchas ilegales durante su Administración (2009-2014).

"Parece que se va a elegir a la misma presidenta de la Asamblea, lo que indica que van a ser meses dificilísimos para el Gobierno, que podrían incluso afectar la gobernabilidad del país", alertó.

La directora de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, Olga de Obaldía, recordó por su parte que la independencia y el fortalecimiento de la justicia, así como la lucha contra la corrupción, fueron las principales promesas de Varela cuando accedió al poder en 2014.

"Ojalá piensen en el país y elijan a dos magistrados que verdaderamente impartan justicia, creíbles, imparciales y que contribuyan a aumentar el nivel de confianza de la población en la justicia", dijo la directora de la asociación que representa en Panamá a la ONG alemana Transparencia Internacional,

De Obaldía afirmó que "este gobierno se ha caracterizado por iniciar muchas investigaciones sobre sus antecesores, algo que era inédito en este país, pero no por cerrarlas".

"Este Gobierno tampoco ha cumplido lo que prometió y está trabajando con las mismas reglas de juego que antes y con una ley de contrataciones públicas que permite la trampa", añadió.

Para Plannels, el caso que va a marcar el legado anticorrupción de Varela es que el enfrenta por presunto espionaje político y malversación de fondos Martinelli, su antecesor en el cargo y antiguo aliado político.

"Se hizo un gran esfuerzo por parte de la Cancillería para lograr la extradición de Martinelli (desde Estados Unidos), y aunque no depende de Varela, si el Supremo termina absolviendo a Martinelli, Varela va a quedar como el presidente que prometió combatir la corrupción y no lo hizo", apuntó.

En cuanto a la economía, el mandatario heredó un país que crecía por encima del 6 por ciento pero que se ha ido desinflando hasta cerrar previsiblemente 2018 con casi dos puntos porcentuales menos, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, Rolando Gordón cree que esta desaceleración es "lógica" porque "una vez que se terminaron las obras de la ampliación del canal (que se inauguró en junio de 2016) la economía se ha ajustado a su cauce natural".

"Sigue siendo una buena tasa de crecimiento y es injusto echarle la culpa a Varela porque le hubiese pasado lo mismo a cualquiera que hubiese ganado las elecciones. Lo que tiene que hacer es licitar cuanto antes el cuarto puente sobre el canal de Panamá y la tercera línea de metro para inyectarle más actividad a la economía", indicó.

El catedrático Ernesto Cedeño, sin embargo, consideró que el Gobierno no se ha preocupado "excesivamente" por dinamizar la economía, pero coincidió con Gordón en que "es necesario que se apriete el acelerador en estos últimos meses" para evitar que aumente el desempleo, especialmente en la construcción.