Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Política

Mejia admite pruebas de Fiscalía contra Martinelli para ser usadas en juicio

Este 21 miércoles de noviembre  se reanudará la audiencia

Mejia admite pruebas de Fiscalía contra Martinelli para ser usadas en juicio
Mejia admite pruebas de Fiscalía contra Martinelli para ser usadas en juicio

El juez de Garantías de la causa por escuchas ilegales contra el expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) admitió hoy un cúmulo de pruebas de la Fiscalía para que sean utilizadas en la fase de juicio oral, durante una audiencia que fue suspendida y se retomará el próximo miércoles.

El juez de Garantías, el magistrado Jerónimo Mejía, admitió, entre otras, 58 pruebas testimoniales, un testigo protegido que había sido cuestionado por la defensa, así como pruebas periciales presentadas por el fiscal, el magistrado Harry Díaz, quien pide 21 años de cárcel para el expresidente.

"Aceptó al testigo protegido, los cuadernillos donde aparecen los pinchazos, aceptó a una serie de peritos (...) sí habrá juicio oral, lo más probable es que sí", expresó a Efe el querellante y supuesta víctima de las escuchas ilegales, Mitchell Doens.

Mejia suspendió a las 17.00 hora local (22.00 GMT) la audiencia, que comenzó alrededor de las 10.30 hora local (15.30 GMT) e incluyó dos recesos.

Anunció que la diligencia se retomará el próximo miércoles a las 14.00 hora local (19.00 GMT) "para continuar con la admisibilidad o no de las pruebas aportadas por el acusador autónomo y la defensa".

La admisión de la pruebas supone que la causa pasará a la fase de juicio oral y público, que estará a cargo del pleno de nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que deberá determinar la fecha de su inicio.

Martinelli, de 66 años y encarcelado preventivamente en una prisión de mínima seguridad, se dice víctima de "persecución política" y tilda de "invento" la causa de la interceptación ilegal de las telecomunicaciones a decenas de opositores, empresarios y periodistas entre 2012 y 2014, supuestamente por orden suya.

"Soy inocente" vociferó nuevamente Martinelli esta mañana cuando era conducido por un contingente policial hacia la sala de audiencias de la Corte Suprema de Justicia.

Durante la fase intermedia o de acusación, que comenzó en junio pasado, las partes presentaron centenares de pruebas y argumentaciones en torno a 18 tomos de antecedentes y 7 cuadernillos que contienen las transcripciones de las supuestas interceptaciones telefónicas que fueron extraídas de computadoras y equipos tecnológicos.

El fiscal Díaz acusa a Martinelli de cuatro delitos y pide para el expresidente 4 años por la interceptación de telecomunicaciones sin autorización judicial; 4 por persecución y vigilancia no autorizadas, 3 años por peculado de uso, y 10 años por peculado por sustracción o malversación.

Martinelli está detenido en la cárcel El Renacer, situada en las afueras de la capital panameña, desde el pasado 11 de junio, el día que fue entregado a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por la causa de las escuchas.