La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Política

De partidos políticos, libre postulación y otros demonios

Los colectivos aún no han terminado de completar su oferta de candidatos para los comicios generales de mayo próximo, pero han presentado algunas figuras que pintan el escenario como un asunto electorero. Un sociólogo y un político analizan la situación

MARCO GANDÁSEGUI | SOCIÓLOGO

‘LOS PARTIDOS POLÍTICOS DEFINITIVAMENTE NO ESTÁN CUMPLIENDO CON EL PAPEL QUE HISTÓRICAMENTE SE LES HA DESIGNADO DENTRO DE LA DEMOCRACIA'

¿CÓMO EVALÚA LOS PARTIDOS POLÍTICOS COMO INSTITUCIÓN?

Los partidos políticos definitivamente no están cumpliendo con el papel que históricamente se les ha designado. En la actualidad, la sociedad panameña necesita partidos políticos que representen el sentir de los diferentes sectores. Los partidos políticos crecen o se desarrollan con la base de esa demanda social que viene del pueblo; sin embargo, no están respondiendo a esa demanda y creen que están por encima de la sociedad. Por ejemplo, hay partidos que pueden ser liberales y otros que pueden ser conservadores, entonces la sociedad sabe que si desea hacer un cambio en la sociedad, apoya los liberales; y cuando desea conservar algo, apoya a los conservadores. En Panamá no sabemos a qué responden los partidos políticos porque no está claro si quieren conservar o quieren cambiar, todos están sometidos a las políticas neoliberales.

SI BIEN LOS PARTIDOS POLÍTICOS AÚN NO HAN COMPLETADO SU OFERTA ELECTORAL, ¿CÓMO ANALIZA EL PANORAMA CON LAS FIGURAS QUE HASTA AHORA HAN PROPUESTO?

Los partidos políticos no han manifestado un programa de gobierno porque lo que han presentado hasta ahora es lo mismo que se viene desarrollando desde hace 30 años. A diferencia del candidato presidencial del Frente Amplio por la Democracia, que está en contra de casi todo, el resto de los candidatos de los llamados partidos tradicionales tienen unas diferencias que se refieren más a las personalidades y no a una política de Estado. Definitivamente, son distintas las personalidades de los candidatos de los partidos tradicionales, por donde vienen y donde estudiaron, que son factores que influyen en la opinión del público, pero definitivamente no es lo que necesariamente debe discutir la sociedad. Por supuesto que las personas deben saber con quién está casado el candidato o si no está casado, pero eso no es fundamental; lo medular es si van a continuar con los tratados de libre comercio, qué van a hacer con el Canal en los próximos 20 o 30 años; es decir, los problemas sustanciales del país a los que muy poco se hace referencia.

¿QUÉ EVALUACIÓN AMERITA EL HECHO DE QUE UN PARTIDO POLÍTICO POSTULE A UNA PERSONA QUE ESTÁ SIENDO PROCESADA POR DELITOS RELACIONADOS CON VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS?

Es una de las grandes contradicciones que tiene nuestro cuerpo legal. Definitivamente, cómo podemos aceptar que una persona que es juzgada por equis delito pueda ser candidata a la elección popular. Es uno de los problemas que los políticos que están en la Asamblea Nacional tienen que resolver, no se trata de reformas constitucionales, sino de adecuar la ley a las necesidades del país. La sociedad panameña no ha tomando conciencia de realizar cambios para evitar estas distorsiones, y mucho menos los diputados.

¿QUE ANÁLISIS HACE DEL PROCESO DE LA RECOLECCIÓN DE FIRMAS PARA UNA CANDIDATURA INDEPENDIENTE?

Lo primero que debe saber es que estamos usando mal el término de independiente. Es mejor usar el término que dice la ley, ‘por la libre postulación', aunque pertenezca a un partido político puede optar por la libre postulación renunciando al colectivo. Hay mucha confusión sobre este tema y la gente espera que el candidato sea independiente, y eso no es lo que pide la ley, la ley pide la libre postulación. La recolección de firmas también es un problema muy serio. Cuando Juan Jované ganó la demanda ante la Corte Suprema, que obligó al Tribunal Electoral a tomar en cuenta las candidaturas por la libre postulación para la Presidencia, el Tribunal Electoral tuvo que improvisar la fórmula para darle cupo a los candidatos por la libre postulación, y hemos visto que hay toda clase de problemas que no se han podido resolver, y quizás después de estas elecciones el Tribunal Electoral pueda revisar nuevamente esas normas que permiten las candidaturas por la libre postulación. En el 2014, Jované tuvo toda clase de problemas, con la excepción de que esos problemas no causaron mucha exposición mediática y, ahora, vemos que la reglamentación de las candidaturas por la libre postulación no está a la altura que requiere el país.

HA HABIDO MUCHOS CUESTIONAMIENTOS CONTRA EL TRIBUNAL ELECTORAL, UNA INSTITUCIÓN QUE HA GOZADO DE LA CONFIANZA CIUDADANA. ¿CUÁL ES SU POSTURA SOBRE LA INSTITUCIÓN?

Creo que la institución como tal ha sido bien dirigida, el problema es que el Tribunal Electoral está en medio de un sistema que no funciona, que es el sistema político. El sistema político panameño no funciona para los intereses del país, funciona para los intereses de pequeños grupos, concretamente el poder económico, y el sistema político está hecho a la medida de sus intereses. ¿Esto hay que cambiarlo? Yo diría que sí, no estoy seguro si la mayoría o la minoría comparte mi opinión, entonces vemos que el Código Electoral está inmerso en ese sistema político y es muy poco lo que se puede hacer porque responde a los intereses del poder económico. Si mañana tenemos una estructura política más representativa e incluyente, entonces el Tribunal Electoral tuvo un trabajo más interesante porque, de seguro, habría más debate en cuanto al país; es decir, a los problemas que afectan al país y su trabajo no sería únicamente contar votos. En las últimas cinco elecciones, nadie se ha quejado de robo de urnas o de ‘paquetazo' y, en ese sentido, el Tribunal Electoral ha hecho un trabajo extraordinario... quizás no extraordinario, pero sí un buen trabajo. Reitero, el problema que tenemos es el sistema político y no el Tribunal Electoral.

FRANCISCO SÁNCHEZ CÁRDENAS | MÉDICO

‘LOS PARTIDOS POLÍTICOS, SOBRE TODO DESPUÉS DEL GOBIERNO DE RICARDO MARTINELLI, LLEGARON A UN NIVEL DE INCREDULIDAD Y ESO EXPLICA EL FENÓMENO DE LA LIBRE POSTULACIÓN'

¿CÓMO EVALÚA LOS PARTIDOS POLÍTICOS COMO INSTITUCIÓN?

Los partidos políticos, sobre todo después del gobierno de Ricardo Martinelli, llegaron a un nivel de incredulidad y eso explica por qué ahora resulta más fácil reunir firmas para las candidaturas para la libre postulación, eso antes era muy difícil, cuando los partidos gozaban de mayor credibilidad ante la sociedad. Recuerdo que hubo personas a quienes les costaba recoger mil firmas y, ahora, vemos que hasta los muertos firman. Eso te da una idea de la frustración que tiene la sociedad panameña ante los políticos y los partidos políticos. Sin embargo, no solo la corrupción envuelve al sector político, sino a la sociedad en general, y eso definitivamente hace que las personas busquen algo nuevo o diferente. Si bien es cierto, podemos sospechar que en el proceso de recolección de firmas corrió dinero, pero independientemente de eso estamos hablando de que entre los candidatos presidenciales se recogieron medio millón de firmas. Eso es preocupante para la democracia, porque los partidos políticos son necesarios para la democracia, pero se están destruyendo.

SI BIEN LOS PARTIDOS POLÍTICOS AÚN NO HAN COMPLETADO SU OFERTA ELECTORAL, ¿CÓMO ANALIZA EL PANORAMA CON LAS FIGURAS QUE HASTA AHORA HAN PROPUESTO?

Evidentemente, vemos muchas caras nuevas en la política, tanto de los partidos políticos como por la libre postulación, y eso le da un respiro al sistema y un poco de esperanza a la ciudadanía, de que algo puede cambiar. A los partidos políticos que insistan con las mismas figuras de siempre, en medio del desprestigio que tienen, los veré muy mal en las elecciones. Esto no quiere decir que hay que echar por la borda a las viejas figuras, sino que se debe escuchar a los viejos, pero también escuchar a las nuevas figuras para poder escoger el mejor camino alejado del clientelismo, que es lo más pernicioso de los partidos políticos.

¿QUÉ EVALUACIÓN AMERITA EL HECHO DE QUE UN PARTIDO POLÍTICO POSTULE A UNA PERSONA QUE ESTÁ SIENDO PROCESADA POR DELITOS RELACIONADOS CON VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS?

Es algo fuera de toda ética y falta de seriedad, aunque no se trate de un delincuente. El simple hecho de que sea señalado por graves delitos y que se atreva a postularse, y que haya un partido político que lo postule y que existan personas que vean bien esta realidad, nos dice mucho del concepto político que tienen algunas personas o partido político y de la ética de nuestra sociedad.

¿QUÉ ANÁLISIS HACE DEL PROCESO DE LA RECOLECCIÓN DE FIRMAS PARA UNA CANDIDATURA INDEPENDIENTE?

Fue un proceso interesante con altas y bajas. Se deberá corregir las fallas, puesto que es la primera vez que se hace de manera masiva. Es un modelo que ha llegado para quedarse y que le da oxígeno a la política al obligar a los partidos políticos a repensar la forma de hacer política.

HA HABIDO MUCHAS DENUNCIAS CONTRA EL TRIBUNAL ELECTORAL, UNA INSTITUCIÓN QUE HA GOZADO DE LA CONFIANZA CIUDADANA. ¿CUÁL ES SU POSTURA SOBRE LA INSTITUCIÓN?

Me parece que los cuestionamientos contra el Tribunal Electoral han sido irresponsables. Si ha habido una institución que ha servido y ha sido el instrumento por el que hemos logrado fortalecer nuestra democracia ha sido el Tribunal Electoral. Que se cometen errores, pues sí, porque somos humanos y es de humano errar, pero el Tribunal Electoral es una institución que goza de prestigio nacional e internacional, y creo que flaco favor se le hace al país y a la democracia hacer ver que porque no me aceptaron algunas firmas entonces voy a hablar mal de una institución tan valiosa para fortalecer nuestra democracia.