Temas Especiales

08 de May de 2021

Política

En ocho días se inicia la campaña electoral con más restricciones de la historia

Los candidatos a la Presidencia de la República solo podrán financiar su campaña con fondos públicos. Hay tope para las donaciones privadas

En ocho días se inicia la campaña electoral con más restricciones de la historia
El Tribunal Electoral será garante de cumplir las disposiciones de la ley electoral.

Será en pleno lunes de Carnaval cuando se levantará la prohibición de hacer campaña política. A partir de esa fecha, se marca el inicio de los 60 días antes de las elecciones generales. Es la campaña electoral con más restricciones de los últimos 25 años y empezará en ocho días.

No es un capricho, la norma dicta que son 60 días antes de las elecciones que se podrá iniciar la campaña electoral. Este año, el destino quiso que fuera el lunes de Carnaval.

DATO

60 días es el tiempo para hacer campaña política para mayo.

04 de marzo se levanta la veda electoral para los candidatos y partidos políticos.

Las excepciones son múltiples: los candidatos no podrán exceder del gasto de campaña establecido en el Código Electoral; de hacerlo, se anularía su triunfo, en caso de lograrlo. Cada gasto deberá estar justificado y el dinero, en una cuenta bancaria que podrá ser auditada por el Tribunal Electoral (TE).

Qué mejor temporada para empezar a captar la atención de los jóvenes, que representan el 30% del Padrón Electoral.

RESTRICCIONES

Ya en el TE se manejan 562 expedientes por violación a la veda electoral a través de las redes sociales. Una vez se levanten las restricciones establecidas en el Código Electoral solo los partidos políticos y los candidatos podrán hacer campaña electoral. Ningún tercero podrá pagar publicidad a los candidatos o a terceras personas.

El magistrado Alfredo Juncá advirtió de que ‘hay que respetar. Hay libertad con orden y la propaganda deberá llevar quién la está pagando', para conocer su origen.

Entre las prohibiciones está que las personas naturales o jurídicas, a título propio o por cuenta propia de terceros, contraten o donen propaganda electoral a favor o en contra de partidos o políticos.

La propaganda electoral queda sujeta a las prohibiciones del uso no autorizado de los símbolos y de los candidatos y el uso no autorizado de la imagen personal, según el artículo 577 del Código de la Familia.

EQUIDAD

Por primera vez, hay un tope en la cantidad de dinero que los candidatos pueden recibir y gastar en la campaña, lo que introduce una equidad en la competencia. Los donantes pueden contribuir a una campaña, pero tendrán un tope, lo que reduce la influencia de los donantes en los políticos que financian.

Las nóminas presidenciales, por primera vez, solo podrán hacer propaganda electoral con el financiamiento público, es decir, están impedidas de utilizar financiamiento privado para su propaganda electoral. De igual manera, los candidatos deben tener una cuenta bancaria para manejar ingresos y gastos y si el candidato excede el tope, será causal de nulidad de la elección y de la proclamación.

La ley electoral obliga a los candidatos a revelar la identidad de sus donantes y los montos de sus contribuciones, así como los gastos de campaña, para dar más transparencia al proceso.

GASTOS Y TOPES

El Decreto 34 de 27 de octubre de 2018 fijó los topes a las donaciones privadas para la campaña electoral próxima.

El tope a las donaciones privadas será de $10 millones y cada donante solo podrá aportar $300 mil. Los candidatos a diputados tendrán un tope en las elecciones generales de $300 mil y por donante será de $75 mil. Para alcalde y representante de corregimiento, se debe multiplicar la suma de $5 por la cantidad de electores de la circunscripción, según el padrón electoral final.

Los candidatos podrán financiar con recursos donados o propios, para la movilización, combustible, hospedaje, activistas, brindis, caravanas y concentraciones, alquiler de locales, luz agua, teléfono, internet, celulares y propaganda electoral. Pero en cuenta al último aspecto, solo hasta el 30%.

El artículo 193 del Código Electoral establece que antes de las elecciones, el Estado contribuirá con los gastos en que incurran los partidos a través del financiamiento público preelectoral así: 70% del cual será destinado exclusivamente a cubrir gastos de propaganda electoral y el 30% restante a contribuir con otros gastos de campaña.

El PRD recibirá $12.3 millones; Cambio Democrático, $11.4 millones; Partido Panameñista, $9.6 millones; Molirena, $4.1 millones; Partido Popular, $3.5 millones.

A los recién conformados Partido Alianza y Frente Amplio por la Democracia, les corresponden $1.5 millones a cada uno.

Los partidos podrán destinar $30 millones a gastos de propaganda electoral, monto que representa el 70% de los $44 millones, según el Código Electoral.