Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Una mirada desde Chile

Chile ha emprendido un programa de becas llamado “Igualdad de Oportunidades”, que se constituye en el programa estrella del gobierno, en...

Chile ha emprendido un programa de becas llamado “Igualdad de Oportunidades”, que se constituye en el programa estrella del gobierno, en el marco del bicentenario de su independencia a celebrarse en el 2010.

El programa consiste en la inversión de $6,000 millones para que chilenos puedan estudiar maestrías, doctorados y postdoctorados en las mejores universidades del mundo; en áreas prioritarias para el desarrollo del país y con el compromiso de repatriar y ofrecerles oportunidades de empleo a ese capital humano.

Lo novedoso del programa es que no será limitante el no dominar el idioma inglés, francés o el del país en donde estudiará el becario, porque la beca incluye cursos de idiomas. Actualmente el gobierno chileno invierte en Ciencia, a través de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (http://www.conicyt.cl/573/channel.html), aproximadamente $200 millones anuales.

Anualmente CONICYT otorga unas 6,000 becas para maestrías y doctorados a las cuales pueden aplicar chilenos y extranjeros. A través de estas iniciativas Chile ha apostado al desarrollo integral del recurso humano para sumarlo al desarrollo de iniciativas de innovación que seguramente contribuirán a elevar en un corto período de tiempo la calidad de vida, educación y economía del pueblo chileno.

Siendo un panameño que he tenido la oportunidad de estudiar en Chile, puedo constatar la importancia que para este país tiene la educación, la ciencia, tecnología e innovación.

De esta forma Chile ha liderado la región latinoamericana en los últimos 20 años y con la iniciativa del otorgamiento de becas de postgrados, a las cuales puede aplicar cualquier chileno con educación universitaria, sin importar banderías políticas, clase social o influencias personalistas, seguramente Chile podrá tener un feliz bicentenario en el 2010 y para años posteriores.