Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Petaquilla, anulemos su contrato

La Corte Suprema de Justicia ha determinado que el proceso administrativo abierto por la Autoridad Nacional del ambiente —ANAM— a la Min...

La Corte Suprema de Justicia ha determinado que el proceso administrativo abierto por la Autoridad Nacional del ambiente —ANAM— a la Minera Petaquilla se enmarca dentro de la Ley y, por lo tanto, le ha dado la razón a las comunidades de Colón y Coclé, que han denunciado durante años a la minera, tanto en la Corte como en instancias de derechos humanos.

Petaquilla Minerals, por lo tanto, ha sido declarada fuera de la Ley, pero está en abierto desacato y reta, con su conducta unilateral, arbitraria y depredadora, a la Nación y al Estado.

El gobierno nacional debe imponerle la multa máxima a la empresa Petaquilla Minerals; llevar a cabo, con la participación de las comunidades y un equipo técnico y científico avalado por ellas y el Comité pro Cierre de Petaquilla, la evaluación ambiental integral que se hace urgente para determinar la dimensión de los daños ocasionados al medio ambiente dentro y fuera del Corredor Biológico Mesoamericano.

La empresa minera – tanto panameños como canadienses – deberá indemnizar a las comunidades afectadas por sus acciones y a los campesinos e indígenas que han sido atropellados, estafados, engañados, expulsados y de otras formas abusados en sus derechos, lo que incluye tanto a hombres como mujeres.

La inmensa mayoría de los trabajadores, contratados o no, han sido despedidos masivamente sin apego a la Ley.

No obstante la ilegalidad demostrada por la Autoridad Nacional del Ambiente, denunciada por el Comité pro Cierre de Petaquilla y ratificada por la Corte Suprema de Justicia, la empresa minera — como si las leyes no importaran — prosigue sus exploraciones de oro y cobre, continúa abriendo carreteras, sigue ampliando sus infraestructura, incluso en áreas fuera de la concesión; avanza hacia el Mar Caribe para establecer un puerto en Caimito, todo lo cual implica una devastación intolerable del medio ambiente.

El gobierno nacional debe dejar de proteger a la inversión extranjera que contraría los intereses nacionales y no servirle de instrumento; debe ordenar de inmediato la suspensión de las actividades de la empresa minera; debe anular el contrato de minera Petaquilla y demandarla por todos los perjuicios ocasionados