Temas Especiales

25 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Autoritarismo militarizado

Como aquellos burros que vuelven por el mismo camino y caen en el mismo hueco, el Partido Revolucionario Democrático –PRD- de la mano de...

Como aquellos burros que vuelven por el mismo camino y caen en el mismo hueco, el Partido Revolucionario Democrático –PRD- de la mano de Martín Torrijos y Robert Gates nos ha traído a pocos meses de dejar el poder, un paquete de Decretos Leyes en materia de seguridad nacional -la misma doctrina que se sigue enseñando en la Escuela de las Américas-.

Con los mismos argumentos del Plan Mérida y los que sirvieron en la década de los 70 y 80 para la instauración de gobiernos fuertes con escuadrones de la muerte y represión de los derechos humanos y conculcación de garantías fundamentales, un gobierno que lleva cuatro años de fracasos en materia de seguridad de sus habitantes, nos trae una “fórmula mágica” que debe ser pasada a tambor batiente por una Asamblea Legislativa supeditada al Órgano Ejecutivo donde el PRD tiene mayoría para pasarlo, tal cual lo estuvieron conversando con distintos funcionarios de la Secretaría de Defensa del desgastado gobierno de Bush hijo.

La reciente operación Panamax controlada y dirigida en su totalidad por militares norteamericanos y con la anuencia del revolucionario y nacionalista PRD, deja en claro que Martín Torrijos ha resultado más obsequioso que su padre, en eso de dejar a la Nación panameña en manos de los mismos personajes que en la época Torrijos-Noriega no les importó que Panamá fuera sede de reuniones de los Escobar Gaviria o Rodríguez Gacha, o bien que fuéramos puente del trasiego de armas y drogas de organizaciones criminales.

¿Cómo esos mismos personajes, qué jamás han abierto la boca para pedirle perdón al pueblo panameño por su colaboración incondicional con la sistemática represión y control del país con sus paramilitares, ahora transformados en seres angelicales, nos van a decir que confiemos en ellos, para que asuman el control del país con una estructura que atenta contra las bases de una frágil y endeble institucionalidad democrática?

La Red Ciudadana Democratizadora ha jugado un papel importante, ante la actitud displicente de ciertas organizaciones y dirigentes que piensan más en el botín politiquero de mayo de 2009 que en el abierto desafío que sufre el Estado de Derecho real ante este paquete de Decretos Leyes que violan la Constitución y las Convenciones, Pactos y Declaraciones en materia de Derechos Humanos y garantías fundamentales. Muy poco futuro de seguir vigente estos Decretos tienen los ciudadanos de a pie y las organizaciones, gremios, sindicatos y los mismos partidos políticos, si bajo la óptica del “enemigo interno” toda protesta o queja contra el mal estado de las calles, falta de agua, persecución de dirigentes sindicales, alzas de la luz y el teléfono o de los corredores, proyectos únicos de salud o los asaltos, balaceras y secuestros, será reprimida y controlada por el aparato de seguridad, montado con estos Decretos Leyes, sin dejar de contar con los “sapos” en papel de espías que van a pulular con identidades falsas por todo el país.