Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Victoria y unidad

En este accionar de la actividad política, el 7 de septiembre me correspondió enfrentar la primera prueba del ejercicio de votación para...

En este accionar de la actividad política, el 7 de septiembre me correspondió enfrentar la primera prueba del ejercicio de votación para lograr la representación del Circuito 4-6, del Oriente chiricano, y de esa manera optar por la diputación en los comicios generales del 3 de mayo de 2009.

Luego de cuatro años llevando la vocería de mi circuito, ha sido de gran satisfacción el haber obtenido una vez más la confianza de los miembros del Partido Revolucionario Democrático —PRD—, para que participe nuevamente en esta lid nacional. Es por ello que a partir del 8 de septiembre se inició una nueva era política en el Circuito 4-6. Pues reiterada esa confianza de los electores, quienes depositan la responsabilidad en mi gestión como su vocero ante la Asamblea Nacional de Diputados, me corresponde la tarea de unir a la ciudadanía del Oriente chiricano para continuar el proceso de desarrollo iniciado en el 2004. Con humildad y renovada disposición, me comprometo a llevar adelante y más allá de las perspectivas del conglomerado, este mandato.

Aprovecho este espacio, además, para agradecer al equipo de trabajo, a los diferentes grupos de activistas que con extraordinaria disposición trabajan en cada una de las comunidades y centros políticos, así como a los líderes que participaron como candidatos a las alcaldías y a las representaciones de corregimientos. Ahora todos unidos, como una sola familia, reorganizaremos las labores para continuar llevando las respuestas que se necesitan para lograr ese desarrollo total al que todos aspiramos y que ya se observa en los diferentes componentes de la economía.

A nivel general, como corporación política, opino que el PRD ha demostrado, una vez más, su capacidad de organización, la convicción democrática y, especialmente, el carácter participativo de su gente en este tipo de manifestaciones reales y contundentes de lo que es el libre ejercicio del pueblo en la selección de sus voceros para que los represente ante las estructuras de los Poderes Ejecutivo y Legislativo, por intermedio del voto directo.

En lo personal, para los próximos diez meses tengo cuatro retos importantísimos en mi vida como político.

Se trata de dar continuidad y reforzar a cada uno de los proyectos diseñados para beneficio de la población de los distritos de Tolé, Remedios, San Félix y San Lorenzo; llevar a efecto el trabajo directo del pleno y la administración de la Asamblea Nacional de Diputados, de tal manera que la sociedad en general esté consciente e informada de todas las acciones que aquí se llevan a cabo, con transparencia y eficiencia; contribuir en el logro de la unidad del Partido; y, por supuesto, desarrollar la campaña política para obtener el aval de los electores del Circuito 4-6 para el periodo 2009-2014.

Como podrán observar, estimados lectores y lectoras, el trabajo es arduo, pero la disposición, compromiso con el país y su gente; el deseo de promover y coadyuvar en la puesta en marcha de temas de Estado, desde la perspectiva legislativa; la comunicación directa con los diferentes sectores de la sociedad para conocer sus opiniones, inquietudes e incorporarlos al devenir de la República; la creencia en lo he estado haciendo y en las proyecciones, serán los principales alicientes para continuar en la obra de país trazada desde que me inicié en estas lides. Los esfuerzos desplegados hasta ahora serán duplicados, y el mañana los compensará.