Temas Especiales

25 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Se despeja panorama político

Despejado casi en su totalidad el panorama político, los grupos que por muchos meses antagonizaron comienzan a dar señales de que pueden...

Despejado casi en su totalidad el panorama político, los grupos que por muchos meses antagonizaron comienzan a dar señales de que pueden conciliar fuerzas en aras de poder hacer posibles sus anhelos de llegar al poder cueste lo que cueste.

En ese sentido vemos que ya Ricardo Martinelli —del Partido Cambio Democrático—, pactó una alianza pegada con saliva con sus otroras adversarios de Unión Patriótica, repartiéndose la posibilidad del poder político, si es verdad que una mayoría de electores logra creerles sus promesas de resolver los problemas del país, metidos en “los zapatos del pueblo”.

Ahora vemos que el Partido Panameñista y lo que queda del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista —MOLIRENA— dicen que han unido fuerzas para conformar otra alianza política, que a juicio de politólogos del patio, “no tiene vida”.

Por otro lado, al despejarse la nominación en el Partido Revolucionario Democrático —PRD—, Balbina Herrera, candidata triunfadora de las primarias celebradas el pasado domingo 7 de septiembre, tiene necesariamente que salir a recomponer un partido que, si bien tiene tradición de ser unido, en esta oportunidad se muestra débil, rumbo a las elecciones del 3 mayo del año entrante.

Queda, entonces, completamente solo a estas alturas el partido Vanguardia Moral de la Patria, del ex presidente de la República Guillermo Endara, quien al parecer pretende seguir viviendo de glorias pasadas, cuando una gran cantidad de electores se sumó a su propuesta política y logró un honroso segundo lugar en las elecciones pasadas.

Ahora el panorama de su postulación es incierto, por dos razones de peso según consideran los analistas políticos, una de ellas es que cada día tiene menos adeptos inscritos; y en segundo lugar que existen dudas razonables sobre el estado de salud del otrora popular “Cuchungo” Endara, a quien la juventud de su propio partido le dice, “Viejo, mi querido viejo”.

Lo que es bien cierto hasta ahora es que el panorama se pinta bastante bien para el Partido Revolucionario Democrático, si Balbina Herrera hace lo necesario para aglutinar la gran masa que respaldó a Juan Carlos Navarro, evitando el revanchismo de un sector de los que se manejan muy cerca de ella. Y no cediéndole mucho espacio político a los pocos componentes del Partido Popular, quienes han resultado lo que los politólogos denominan rémoras de la política por su voracidad por ocupar cargos de relevancia para su dirigencia.

A juicio de miembros de base del Partido Revolucionario Democrático la mayor ventaja que pudieran obtener los del Partido Popular serían las corregidurías de San Martín, del corregimiento Rufina Alfaro, el juzgado nocturno de Mateo Iturralde y el cuarto de urgencia del Hospital Santo Tomás.