Temas Especiales

27 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los nuevos retos de Balbina Herrera

Se acabó, pasaron las primarias y lo que muchos pensaban que iba a ser el desangramiento del partido de gobierno, fue una gran expresión...

Se acabó, pasaron las primarias y lo que muchos pensaban que iba a ser el desangramiento del partido de gobierno, fue una gran expresión de democracia, civismo y unidad; obviamente imponiendo nuevos retos al Partido Revolucionario Democrático

El tránsito hacia el Palacio de las Garzas no va a ser un nido de rosas y mucho menos un camino fácil de recorrer, donde lo que más se va a necesitar es fortaleza interior y sobre todo mucha humildad para construir la alianza social necesaria para ganar las elecciones de mayo de 2009.

Es en este contexto que la abanderada del PRD tiene retos fundamentales que como partido debemos saber enfrentar con madurez.

Primero, el PRD es el partido de gobierno, en donde se han hecho muchas cosas positivas para el desarrollo del país, pero cinco años no alcanzan para hacer todo lo que uno desea. Es por ello que la mejor defensora del gobierno y su base programática es la candidata, pero debe tener independencia para criticar y hacer propuestas que nos permitan ganar las elecciones.

Esto trae consigo la elaboración de un plan de gobierno que tenga su sello personal, pues planteó que la política económica y la política internacional están bien, su reto parece constituirlo la agenda social y la educativa, pero la determinación de esta realidad es de la candidata y de su equipo de trabajo.

Segundo, la definición de una vicepresidencia que atraiga y sea lo suficientemente fuerte, que le aporte los votos de sectores que históricamente han visto a Balbina Herrera con recelo; pero también que le manden un mensaje al extranjero, que con Balbina habrá continuidad y seguridad jurídica, muchos querrán ser vicepresidentes, pero pocos son los que pueden cumplir este objetivo.

Tercero, diseñar una campaña que atraiga el voto de las clases medias y de los jóvenes, pero que supere lo hecho en campañas anteriores — como el TEAM MARTIN, que en el 2004 fue una innovación—, con un estilo propio y que defina y armonice con nuestra candidata, para así generar ese fervor que generó Torrijos. Porque hoy tenemos “Full Varela”, el “Tour del cambio”, todas copias, algunas de buena calidad, pero otras muy malas.

Cuarto, y lo más importante, hacer que todos los miembros del PRD se sientan parte de esa gran coalición que derrotará a la oposición y dará continuidad a la visión que juntos construimos en los documentos del partido.

Muchos piensan que esta es una tarea del presidente o del CEN del partido, pero no hay nadie mejor para unir al Partido que la propia Balbina Herrera... ella conoce a su gente.