Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La trastada de los buses

Contradiciendo el más elemental sentido común y contra todo razonamiento lógico, político e inteligente el actual gobierno se apresta a ...

Contradiciendo el más elemental sentido común y contra todo razonamiento lógico, político e inteligente el actual gobierno se apresta a ejecutar una de sus últimas “trastadas” en perjuicio de la ciudad capital y del país entero y sus habitantes. Después no se quejen si los persiguen para que justifiquen los actos relacionados con esto. El negocio que pretenden implementar relacionado a la compra de más de 400 buses, supuestamente eficientes, para reemplazar los actuales 1,200 “diablos rojos”, por todos lados es insensato, poco inteligente y egoísta. Insensato porque nadie puede pretender que esa sea una solución real para una ciudad que ha aumentado su población sin que hayan mejorado o incrementado el sistema vial de la ciudad.

También es poco inteligente porque con la misma población de usuarios no puedes reemplazar 1,200 buses con otros 400. Además los buses modernos, al menos los buenos, tienen capacidad similar o menor a la que tienen los “diablos rojos”, porque asumen que los pasajeros no deben viajar como animales, tal cual sucede en los “diablos rojos”. Todos pretendemos que la ciudad de Panamá se convierta en una ciudad moderna y con altos niveles de habitabilidad, pero eso no se puede lograr si no mejoramos y modernizamos los sistemas de transporte masivo que la ciudad y sus habitantes merecen. Modernizar con esos buses que van a comprar y sin implementar otro tipo de sistema de transporte masivo moderno y eficaz, es simplemente imposible. Si no son capaces de hacer las cosas bien, entonces déjenlo como está y que el próximo gobierno busque e implemente una solución de verdad y completa. Pareciera que quieren dejar más problemas al gobierno que siga, sin importar quién lo lidere, ya sea su propio partido u otro de oposición. Con eso no ayudan en nada a que su propio partido gane el próximo periodo, para eso tenían que haber hecho algo bueno desde hace un par de años atrás.

Durante los últimos 15 años y tres gobiernos se han analizado alternativas de solución de transporte masivo, modernas y eficientes. En esos tres gobiernos hasta hubo ofrecimientos de financiamiento en condiciones muy blandas, pero a ninguno les interesó y por pura politiquería enterraron los proyectos. Desde Francia, Japón, Estados Unidos, Alemania y otros países se recibieron muestras de apoyo y ofertas para instalar ese tipo de nuevos sistemas, llámense Tren Ligero, Tranvía, Monorriel, Metro. Algunos mucho más viables que otros para nuestras condiciones y circunstancias, pero a nadie, incluyendo a este mismo gobierno saliente, le interesó hacer algo real y viable.

En todas esas propuestas modernas había el elemento de cambio de los buses “diablos rojos” por otros modelos que servirían como alimentadores del sistema moderno propuesto. Entonces, no les dio la gana de hacer nada y los buseros impusieron su posición de estorbar.

Ahora resulta, 5 meses antes de salir, que están listos para hacer algo que armaron en unos cuantos meses de este año y que desecha todo lo antes investigado, revisado y gastado durante 15 años. Los asesores, ahora expertos, dicen que encontraron la solución al problema del transporte, perdón, un “paliativo”, ignorando lo que verdaderos expertos nacionales e internacionales ya presentaron durante años. Estos tipos lo que buscan es un negocio y solo el tiempo nos dirá para quién es ese negocio.

-El autor es ingeniero.fplata@argentacorp.com