Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El choque de civilizaciones

Un artículo de Samuel Huntington en la revista “Foreign Affaires” sacudió los medios académicos de Relaciones Internacionales al plantea...

Un artículo de Samuel Huntington en la revista “Foreign Affaires” sacudió los medios académicos de Relaciones Internacionales al plantear que la guerra ideológica fue reemplazada por el choque de civilizaciones. Luego, el ampliado artículo periodístico se convirtió en un libro de más de 300 páginas, acompañado de mapas y estadísticas. La tesis del choque de civilizaciones fue asumida por el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, del que fue consejero el profesor Huntington, recientemente fallecido. Los puntos de vista de Huntington partieron de la convicción de que Estados Unidos es el representante de la cultura occidental en la lucha con la cultura oriental de los estados islámicos. En otro libro, “Who are We The challenge to América’s National Identity” escribió: ”Estados Unidos fue creado en los siglos XVII y XVIII por colonos blancos, británicos y protestantes. Sus valores, instituciones y culturas proporcionaron los cimientos de la nación e inspiraron su desarrollo en los siglos posteriores”. Ahora bien: ¿cómo encajaron los carpinteros, granjeros, y disidentes religiosos fundadores de Estados Unidos en la cultura occidental?

¿Cómo se acoplaron esos sencillos artesanos con Heráclito el Oscuro, con Tales de Mileto y Anaximandro; con Sócrates, Platón y Aristóteles; con Voltaire y Rousseau; con Maquiavelo y Pico de la Mirandola? Los inmigrantes italianos, alemanes y polacos pudieron alegar alguna partícula de la cultura occidental, pero el razonamiento de Huntington los excluyó. Sólo reconoció la herencia étnica de los navegantes del Mayflower, desconociendo a los italianos herederos del Renacimiento y a los alemanes de Kant y Hegel. Los tripulantes del Mayflower llevaron martillos y yunques antes que los libros de Shakespeare, Bacon, Stuart Mills, Locke y Hobbes. Jefferson, Washington y Franklin se inspiraron en las fuentes del estoicismo romano para redactar la Declaración de la Independencia. Sin embargo, basándose en el poderío económico, militar y tecnológico, Huntington fundamentó la versión norteamericana de la cultura occidental, algo ajeno a la apertura mental de Thoreau y Emerson, Henry Adams y Lewis Mumdford, Henry James y Edmund Wilson. Otra de las contradicciones de Huntington provino de su visión unilateral de la cultura occidental, que es eminentemente dialéctica y pluralista, puesto que cada proposición envuelve su negación. El pensamiento de Marx, heredero de la filosofía alemana, el socialismo francés y la economía inglesa, es tan occidental como el de Adam Smith, Sigmund Freud prefigura a William James, Thoreau adelanta a Gandhi. El conflicto entre capitalismo y comunismo pertenece a la historia cultural de Occidente y ambos adoran el materialismo industrial y el dominio geopolítico. Seguiremos con el tema.

-El autor es diplomático.mcastro@banconal.com.pa