Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Sorpresa le dio la vida

Se dice que en política no hay sorpresas, sino sorprendidos. Y yo, la verdad, casi no daba crédito el pasado domingo 11 cuando por la ta...

Se dice que en política no hay sorpresas, sino sorprendidos. Y yo, la verdad, casi no daba crédito el pasado domingo 11 cuando por la tarde vi y oí en el noticiero de TV-2 a un Mulino descompuesto llamando a gritos una y otra vez ¡comunista! a Balbina Herrera, desde la tribuna de la convención de UP. No sé por qué me vino a la mente de inmediato la imagen del hombre que al llegar su casa descarga a golpes sobre su mujer la rabia ocasionada vaya usted a saber por quién; seguramente por su jefe.

Pero, claro, es que la pataleta del presidente de UP andaba por ahí justamente: el dueño de CD no le dio el premio al que él aspiraba, por el que lo estuvo prácticamente “rofiando” y que creyó merecerse más que cualquier otro miembro de su partido. ¿Fue un acto de cordura el de Martinelli? Lo dudo. Me inclino a pensar que fue más bien una lectura de cartilla a tutti le mundi : “¡aquí el que manda soy yo y nombro para vicepresidente a quien me de la gana!”.

No paró ahí mi sorpresa. El lunes 12 leí, en el periódico El Siglo , que en medio de su acalorado discurso Mulino había dicho el día anterior que estaban poniendo en jaque “al gobierno del culikitaca de Torrijos”; ¡qué fino! ¿no?

Y tal parece que voy a tener que “desorpresarme”, porque o el berrinche no se le ha pasado o de plano ya no se le va a pasar. El miércoles 14, en una llamada telefónica que hizo al programa Debate Abierto , Mulino arremetió contra Héctor Alemán acusándolo de haber ofrecido maletines de dinero y puestos en el gobierno al actual presidente del Molirena, para que no rompiera su alianza con los panameñistas. Según el periódico La Prensa del jueves 15, Sergio González Ruiz lo negó y, al igual que Alemán, dijo que se habían reunido para hablar de política. Además, por si el desmentido no fuera suficiente, el presidente de los gallos agregó que Mulino era un bochinchoso, según lo contó el viernes 16 La Estrella de Panamá.

Yo, por si acaso, voy a prepararme para la próxima sorpresa. Porque — a pesar de que eso de acusar de comunista a alguien, echar mano de palabras altisonantes, sacar a relucir maletines y otras yerbas aromáticas no es nada nuevo — cuando alguna gente pierde el control puede dar un sorprendente espectáculo.

-La autora es jubilada.adenils@cwpanama.net