27 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Tratando de entender

Siempre me pregunté para qué estudiar Ciencias Políticas, si en el fondo, todos sabemos y entendemos la política, o al menos, eso creía ...

Siempre me pregunté para qué estudiar Ciencias Políticas, si en el fondo, todos sabemos y entendemos la política, o al menos, eso creía yo. Hoy, después de 6 meses de campañas intensas primero en primarias, y luego en campaña preelectoral, a unas horas de cerrar las inscripciones y postulaciones, veo lo importante que hubiese sido haber estudiado esa ciencia. Ovidio Díaz decía siempre que “la política es un arte y una ciencia”. Hoy, el que sigue la política panameña tiene que concluir que la política en Panamá es más bien un desastre y sin conciencia.

El electorado, esa mágica masa que todos defendemos y a la que le proponemos toda clase de soluciones, tiene, a mi saber, que estar totalmente confundido. El candidato que lidera las encuestas de intención de votos no ha hecho una sola propuesta concreta, lo piensa resolver todo, pero no ha dicho como resolverá nada. Atacará el problema de la falta de seguridad, el mal transporte público, la burocracia, bajará la canasta básica, pero, ¿alguien le ha escuchado cómo pretende hacerlo?

En lo que más ha insistido, para colmo, es en lo que no puede hacer. “En mi gobierno —repite sin cesar— los ladrones irán presos, los limpios que salieron millonarios irán a la cárcel”. Ni que estuviera corriendo para procurador general de la Nación. Todos sabemos que el Ejecutivo no puede meter preso a nadie. ¿O es que él pretender interferir en otro órgano del Estado, el Judicial?

Luego está el entender a sus propios aliados. Los voceros del panameñismo por meses despotricaron contra Martinelli, con vocería y cuñas, mientras Martinelli hacía lo propio contra el panameñismo. Hoy, se postulan como candidato a la presidencia y vicepresidencia quienes hasta ayer se acusaron inmisericordiosamente.

Ya suficiente confusión tenían los electores viendo a Cochez —que en años pasados denunciaba por corrupción a Martinelli— como uno de sus voceros hoy.

Por meses los últimos veinte años fueron censurados por no haber hecho nada los partidos involucrados. Solo que ahora tiene de aliados al Molirena (en el gobierno 10 de esos veinte años), al panameñismo (10 años en el poder) y el UP (10 años en el poder). Para ser exactos, el propio candidato estuvo en el gobierno 6 de los 20 años y cerca del gobierno 15 de los veinte.

Profundizando en el desastre, el panameñismo postula para alcalde a un molirena inscrito en su partido días antes de las primarias, mientras que Unión Patriótica pretende postular a Miguel Antonio Bernal, independiente. Cambio Democrático hasta el final sin decidir su candidato y el Molirena sin candidato propio. Extraordinaria alianza de oposición, dirán los electores..

Al “arte” de la política lo hemos convertido en el desastre de las mentiras. Hoy anunciamos como propuestas lo que ya hace el gobierno.

Varela propone $ 100 para los mayores de setenta años sin jubilación, la Red de Oportunidades ya lo hace.

Martinelli propone titular tierras. El gobierno que critica de Mireya Moscoso (hoy su aliada) tituló mas de 70,000 fincas, Martín Torrijos lleva mas de 110,000 títulos otorgados.

Pronto, no dudo, propondrán la cinta costera, los corredores norte y sur, la autopista a Colón, el PRODEC, eliminar las escuelas rancho, ampliar el Canal y pretenderán que el electorado los elija.

El autor es ingeniero y analista políticomrognoni@sinfo.net