Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Lunes de Carnaval

No es fácil escribir un artículo para un lunes de Carnaval ya que la gran mayoría de este sufrido pueblo debe estar celebrando su jolgor...

No es fácil escribir un artículo para un lunes de Carnaval ya que la gran mayoría de este sufrido pueblo debe estar celebrando su jolgorio como se merece, ya que es su necesario escape para seguir viviendo en un país gobernando por una camarilla sectaria donde ha imperado corrupción, nepotismo y tráfico de influencia para favorecer a sus amigotes en pingües negociados.

Como sea, no podemos dejar pasar por alto una serie de situaciones que en nada favorecen a la democracia panameña como lo es la triquiñuela de los aliados del PRD, que en contubernio con los magistrados del Tribunal Electoral ha impugnado a Miguel Antonio Bernal con el propósito de favorecer al candidato a alcalde del presidente Torrijos, para poder contar con un bastión político. Este es el tipo de “fraude” que hemos venido denunciando en anteriores artículos, pues el PRD sabe que nada tiene que hacer a escala presidencial, pero apoyado por el Tribunal Electoral podría sacar una cierta ventaja para hacer ver que su derrota del próximo mayo no sea todo lo desastrosa que se avecina.

De igual forma, es dañina para nuestra democracia la campaña sucia y llena de mentiras de la candidatura de Balbina Herrera en contra de Ricardo Martinelli al cual acusa de ser responsable de la muerte de una veintena de panameños cuando este era director de la CSS. La inacción de las autoridades electorales dista de aquella celeridad cuando la candidata presidencial del PRD denunció la campaña sucia que supuestamente estaba recibiendo por parte de su hoy compañero de fórmula, en la cual la denunciaba como una política en la que no se podía confiar ya que no cumplía con la palabra empeñada.

Mientras el pueblo “salta y goza’ existe una maquinaria perredista que sabe muy bien como orquestar no solo campañas sucias sino que también conocen muy bien otros métodos alternos para violentar la voluntad popular, mientras que a voz en cuello siguen gritando que ellos son “democráticos” pero la realidad muestra su miedo de ser oposición porque nacieron del “vientre de poder de los cuarteles”.

-El autor es abogado. pedrositton@hotmail.com