Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Ser cristiano es vivir una vida diferente

Esto constituye la verdadera razón por la que el cristiano debe buscar la presencia de Dios por encima de las cosas materiales.

Esto constituye la verdadera razón por la que el cristiano debe buscar la presencia de Dios por encima de las cosas materiales.

Hace 2009 años en un pesebre nació el Salvador de nuestros pecados y hoy la humanidad debe buscar su paz, su amor y misericordia ante los problemas que vive la sociedad mundial con una economía golpeada por todos los frentes.

La Iglesia Catedral de Adoración ubicada en El Tecal, sector de Vacamonte, en el distrito de Arraiján, celebra la Semana Mayor en Vivo, desde ayer jueves y hasta el domingo, como un verdadero significado de la vida de Jesús en la Tierra. Este evento cuenta con la presencia de Damas del Coro de Alabación y la participación del Grupo Juvenil La Reconquista, quienes durante estos cuatro días darán un verdadero mensaje bíblico como una acción positiva de lo que fue la vida de Jesús.

Pero lo esencial de este evento no solamente es ver la Pasión de Cristo en vivo, sino proyectar en cada corazón una inquietud de por qué Jesucristo, se sacrificó por todos los seres humanos.

Hace 2009 años él estuvo con su pueblo predicando y anunciando la verdadera palabra, transformando y tocando el corazón del Hombre.

Dice su palabra en Juan 14: 1-15 “Que Él es la luz del mundo, el camino, la verdad y la vida y nadie va al Padre, sino por Él, más lo que le pidiese al Padre en su nombre lo hará porque se habrá glorificado en el Hijo”.

Que hermoso es este contenido de este capítulo, la humanidad tiene que ver la verdadera enseñanza que este hombre le dio a quien escuchaba sus parábolas.

Escucharlas era de gran mensaje positivo y para nosotros es de gran alegría frente a las dificultades que vive el planeta Tierra.

Es necesario que la juventud panameña cambie de actitud y busque a Dios como único Salvador frente a los problemas que vive la Nación. Muchos problemas se están dando desde la desintegración familiar hasta los últimos datos de violencia escalada, hay quienes cuestionan que es la sociedad que está sobreviviendo ante la crisis económica, pero lo cierto es que hay una crisis de valores que solamente Dios puede cambiar con su verdadero poder misericordioso.

Lo cierto es que no existe ninguna voluntad humana de poder transformar las acciones de una nación.

Se pudiera ver cómo las personas se desenfrenan por vivir cambios sociales y políticos, pero esas cosas no tienen ningún valor que edifique una sociedad, sino que demuestra un cambio radical para ganar popularidad ante el pensamiento humano.

Es muy agradable y hermoso cuando los seres humanos dedican su mayor tiempo a las enseñanzas contenidas en la Biblia, porque este libro contiene el mayor significado de nuestra vida.

En estos días, y después de Semana Santa, es necesario que los panameños pensemos en el futuro que hay después de mayo del 2009.

De pongamos intereses económicos y políticos y pensemos que la solución a todos los problemas se encuentra en escudriñar las Sagradas Escrituras y pensar que Dios es un Dios transformador de pensamientos y de corazones en beneficio de todos los panameños.

-El autor es periodista.mrangel@asep.gob.pa